Hace dos semanas se conoció un posible interés de empresarios de la región por adquirir 51% de la compañía española

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Los rumores de una posible venta de los activos de Telefónica en la región, incluido Colombia, continúan tomando fuerza. Hace dos semanas medios españoles dieron a conocer que un grupo de empresarios latinoamericanos estaría interesado en ofertar por 51% de la compañía, y ayer, el diario español Expansión dijo que se está adelantando “una desvinculación de los servicios que el núcleo corporativo prestaba a las ocho filiales englobadas en Telefónica Hispam”.

Dentro de este bloque, en el que también figuran las filiales de México, Argentina, Chile, Venezuela, Ecuador, Uruguay y Perú, está Colombia, y representa aproximadamente 20% de los ingresos del grupo de telecomunicaciones español.

Entre los cambios dados dentro de la compañía está que para la unidad latinoamericana se definió un equipo de gestión específico y distinto al del grupo global. Según Expansión, el presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete, aseguró en noviembre que este modelo de gestión busca “la atracción de inversores y la obtención de potenciales sinergías con otros agentes de los mercados”.

Álvarez también detalló en su momento que esto le permitirá a Telefónica “modular la exposición a la región, al tiempo que se crean las condiciones para maximizar su valor vía crecimiento, consolidación y posibles operaciones corporativas”. Adicionalmente, se conoció que la empresa contrató a Morgan Stanley para revisar el proceso y recibir asesoría en relación con potenciales operaciones.

La supuesta oferta de empresarios latinoamericanos, de la que se habló hace dos semanas, y cuyo origen sería Colombia, estaría por alrededor de $10.000 millones de euros (US$11.088 millones), y en ella, la casa matriz conservaría alrededor de 20% o 25% de sus activos actuales al igual que otros socios y accionistas minoritarios.

El proceso de reorganización que inició Telefónica a finales del año pasado, cuando anunció que la empresa se concentraría en mercados estratégicos como España, Reino Unido, Alemania y Brasil, con lo que la operación en los países que anteriormente pertenecían a Hispam Norte (Colombia, Ecuador, Venezuela y México) e Hispam Sur (Argentina, Chile, Uruguay y Perú), iban a conformar un solo bloque: Telefónica Hispanoamérica.

Tras este cambio en la estructura organizacional, el colombiano Alfonso Gómez Palacio, que anteriormente dirigía Hispam Norte, quedó a cargo de dirigir el bloque regional.

En medio del proceso de posible venta, se conoció también que se están revisando los contratos y vinculaciones entre Telefónica Hispam y la matriz española, con el fin de que las relaciones y servicios tengan un eje más comercial, similar al que ya tiene la compañía con otros terceros en el negocio.

Por el momento, la compañía no ha hecho oficial la intención de venta de las filiales.