Los reclamos y denuncias por parte de los usuarios habían aumentado en comparación con el mismo periodo del año anterior 199%

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co

La Superintendencia Nacional de Salud revocó parcialmente la autorización de funcionamiento de Medimás en ocho departamentos del país, debido el alto número de quejas y tras revelar que puede haber una demora de hasta 73 días en las respuestas de las consultas de los usuarios.

Por parte del Ministerio de Salud se decidió iniciar el traslado de 319.223 afiliados en Atlántico, Arauca, Bolívar, Cauca, Cundinamarca, Guainía, La Guajira y Magdalena, a otras entidades promotoras de salud donde les garanticen una mejor prestación de los servicios.

El Superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, dijo que demostró que esta EPS “no garantizaba el aseguramiento y acceso a los servicios de salud en las condiciones de calidad, oportunidad, continuidad e integralidad en esos ocho departamentos”, aseguró.

En el estudio que presentó la entidad se demostró que las quejas, peticiones, reclamos y denuncias habían aumentado en comparación con el mismo periodo del año anterior 199% en los ocho departamentos.

Ángel señaló que mientras se realiza el traslado efectivo de todos los afiliados, Medimás esta en la obligación de garantizar la prestación de los servicios de salud en condiciones de oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad.

Así mismo se le informó a la empresa, que, tras el traslado efectivo de los afiliados, la EPS deberá interrumpir de manera inmediata las actividades de afiliación y la prestación de servicios.

Por su parte en un comunicado Medimás, dijo que no comparte la decisión ordenada en la resolución 2379 y que ejercerá su derecho a la contradicción y defensa en el tiempo que tiene por Ley, para defender los derechos de los afiliados y colaboradores.

La decisión, "dejaría sin ingresos a las familias de más de 300 colaboradores directos y 859 indirectos (personal médico de las IPS primaria exclusivas) en medio de la emergencia sanitaria por el Covid 19 que atraviesa el país. Cabe recordar que gracias al trabajo de ese equipo humano se han garantizado 116.536 consultas médicas en salud en esta contingencia", indicaron en el comunicado.

Adicionalmente, Supersalud comprobó un incumplimiento en el pago a la red de prestadores, en razón de que no se hacia el giro oportuno de los recursos para las obligaciones causadas por concepto de servicios y tecnologías en salud.

Así mismo indicó que la entidad  no contaba con los recursos líquidos para cumplir con sus obligaciones tanto en el corto como en el mediano y largo plazo, y eso representaba un riesgo de crédito para la IPS.