.
TURISMO

Sectores invitan a turistas a quedarse en Ibagué a pesar de cancelación del Jamming

sábado, 19 de marzo de 2022

Varias organizaciones como Comfenalco han brindado su respaldo y ayuda a los empresarios afectados para migar pérdidas

El sector hotelero, empresas transportadoras, restaurantes, comercio, turismo entre otros, se vieron drásticamente afectados por la cancelación de lo que sería el evento que movería a más de 15.000 personas al centro recreacional Playa Hawai en Ibagué.

Empresarios de la región y de varias partes del país que buscaban en estos tres días del festival una oportunidad para fortalecer sus ventas, han recurrido a otras estrategias con el fin de mitigar un poco el impacto que ha generado la cancelación del Jamming Festival 2022.

El sector hotelero se encontraba con reservas pagas desde el año pasado y con una ocupación de 100%, no solamente por el Jamming sino también por el Festival de Música Colombiana y el evento de Harlistas. Ahora se espera que los otros dos eventos que aún se mantienen en pie soporten las pérdidas económicas generadas por la cancelación del Jamming.

“Este fin de semana tenemos también el evento del Festival de Música Colombiana, una fiesta muy tradicional en nuestra ciudad que lleva muchos años desarrollándose. Además, tenemos un evento de Harlistas, que nos da una base de tranquilidad para la economía de la ciudad este fin de semana” indicó Zulma Barrios, presidenta de Cotelco Ibagué.

Barrios, quien invitó a los viajeros a quedarse en Ibagué el fin de semana festivo, dijo que están trabajando de la mano de las autoridades para buscar planes y aprovechar a los artistas que se encuentran en la cuidad, para poder disfrutar de ellos y tener una zona especial donde se puedan presentar, así como otras opciones turísticas adicionales.

Emprendimientos en alerta

En el caso particular de los restaurantes o la gastronomía, el panorama parece más complicado, pues no solo se corre el riesgo de perder toneladas de comida destinadas a los asistentes del evento, sino que también, emprendedores de la ciudad tienen deudas que oscilan entre los $8 millones y los $60 millones, que invirtieron en una vitrina que al final se canceló.

Es el caso de Anthoas Burguer, emprendedores de hamburguesas que, a través de un comunicado, anunciaron que cerca de 8.000 hamburguesas estaban listas para venderse y que están en riesgo de perderse. Sin embargo, y a pesar de estas cifras, las empresas están ideando estrategias para no perder toda la inversión.

Por ejemplo, Doña Irene, que vende tamales, ante el riesgo de perder toda su producción, dio su numero de contacto para pedidos y está ofreciendo sus tamales a $4.000 y $5.000. O Nubia Segovia, la creadora de Sabigurty, emprendedora que realiza yogures a base de sábila, espina y uvas, y que tenía una producción de 500 unidades de 2 litros para la comercialización durante los tres días del evento, está ofreciendo domicilio gratis con el fin de recuperar algo de lo invertido.

Finalmente, varias organizaciones como Comfenalco se han pronunciado frente al tema, ofreciendo su ayuda a los comerciantes de alimentos afectados.

“Comfenalco Tolima les ofrece un espacio en el Centro Recreacional Urbano, vía a Picaleña, para que el domingo 20 y lunes 21 de marzo de 2022 puedan ofrecer sus productos”, señalaron en su cuenta de Twitter.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EMPRESAS

Tecnología 15/04/2024 Helppeople inaugurará epicentro de tecnología emergente para agilidad empresarial

La trayectoria de Helppeople de más de 23 años la ha consolidado como una figura clave en la transformación digital en Colombia

Salud 15/04/2024 Acemi aceptó la invitación del presidente Petro para dialogar sobre la crisis en salud

l mandatario nacional espera que hoy se reviva la discusión y trámite de la reforma en el Congreso, esto con el respaldo de seis nuevas EPS, y a través de otros acuerdos con el sector

Salud 15/04/2024 Si EPS pasan a ser gestoras de salud, no queda claro quién asume riesgos financieros

La cobertura con los recursos disponibles es el problema que enfrenta el sistema, y las EPS ya no se encargarían de resolverlo