La caja de compensación familiar espera abrir una nueva clínica especializada en cáncer en septiembre con una inversión por $48.000 millones

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Ante la situación creada por el covid-19, las cajas de compensación familiar tomaron aún más relevancia, pues a través de ellas, las personas que quedaron desempleadas en la coyuntura pueden obtener un subsidio de emergencia.

Luis Carlos Arango, director general de Colsubsidio, indicó que la caja entregó $72.000 millones en esta ayuda y que está a la espera de recursos por parte del Estado.

¿Cuántos afiliados tienen y cuál es la proyección para 2020?
Nosotros cerramos el año pasado con cerca de 1,3 millones de afiliados. La proyección para 2020 era cerrar con 1,5 millones. Sin embargo, dada la problemática que nos generó la pandemia, más sus consecuencias en materia de empleo, que el Dane habla de perder cinco millones de empleos en cinco meses de cuarentena, creo que en el mejor de los casos terminaremos con el mismos número de afiliados de 2019.

¿Cuántos subsidios de desempleo han entregado y cuántos postulados hay en lista de espera?
Nosotros recibimos una lista de espera muy grande. Eran cerca de 111.000 postulaciones. Después de examinarlas todas, 48.000 no cumplían los requisitos y sí los cumplían 62.700 personas. Asignamos, con los recursos de la caja, 24.300 subsidios, eso equivale a $72.500 millones.

¿Qué pasa con las destinaciones del Gobierno?
Esas todavía no han empezado. Las que va a hacer el Gobierno van a ser a través del Fome. Creo que son $200.000 millones, regulados en el decreto 801. Estamos enviando al Ministerio la lista de las personas que nos queda para ver qué asignaciones nos hacen.

Expertos señalan que el pico de desempleo pudo haber pasado, ¿cómo ven esas proyecciones?
El problema del desempleo en Colombia es muy pesado. Es una de las consecuencias de esta pandemia que nos va a traer muchas dificultades. Ojalá pudiera reactivarse rápidamente el empleo. El empeño de todos debe ser por disminuir el desempleo. Sin embargo, las dificultades que se presentarán en el resto del año no permitirían una rápida recuperación. Ojalá esté equivocado.

Varias veces se ha propuesto eliminar las cajas o bajarles el presupuesto ¿se sienten amenazados por el covid?
El covid amenaza a todos los colombianos. Sin embargo, esa propuesta, que ha estado toda la vida rondando, es algo que en este momento no es apropiado. Si vemos las dificultades sociales por las que atraviesa la población, quitar una fuente de recursos que alivian la problemática social sería perjudicial. La existencia de las cajas es un aporte a que la pobreza y las diferencias se aminoren. Una reducción de los aportes a las cajas incrementa las brechas sociales.

¿Cuánto puede bajar el recaudo de la caja por la pandemia y los beneficios parafiscales?
En este momento el recaudo ha bajado 10% por los aportes de las empresas. Especialmente de las pequeñas empresas. Nosotros tenemos cerca de 14.500 Mipyme afiliadas, son las que más sufren. El primer mes bajó 3%, el segundo 7%. Creemos que eso se puede profundizar aún más.

¿Cuántas personas han beneficiado con los subsidios de vivienda?
En subsidios de vivienda hemos entregado 7.200 al mes de junio. Curiosamente esto ha tenido una demanda mayor a la de 2019. Algo que es positivo para el país. Tenemos 14 proyectos de VIS. El año pasado entregamos $320.000 millones para subsidios de vivienda, en lo que va de este año hemos entregado $175.000 millones. A cierre de 2020 serían $350.000 millones, con dineros de la caja.

¿Cómo está la situación de la IPS de Colsubsidio?
Tenemos seis clínicas. En septiembre esperamos que entre en funcionamiento una nueva clínica especializada en cáncer que tuvo una inversión de $48.000 millones.

EL PERFIL
Luis Carlos Arango es abogado de la Universidad de Antioquia, con Especialización en Derecho Laboral de la Universidad del Rosario y estudios de Alta Gerencia de la Universidad del Valle. Lleva más de 30 años al frente de la caja de compensación familiar Colsubsidio y con su liderazgo ha consolidado a la empresa como una organización que genera valor público. La entidad entrega servicios en subsidios, educación y cultura, recreación y turismo, vivienda y subsidio de Vivienda, crédito social, alimentos y bebidas, salud y mercadeo social. Para el director, las cajas son una pieza clava para cerrar la desigualdad en el país.