Las siete plataformas de viajes más reconocidas realizan diariamente cerca de 300.000 servicios

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Pese a que actualmente el Ministerio de Transporte tiene como posición oficial sancionar a los conductores de vehículos particulares que trabajen con aplicaciones de movilidad y pese a la novela en la que ha estado metida Uber esta semana, la operación de estas compañías, lejos de frenarse, se ha venido fortaleciendo. A la fecha, existen más de cinco plataformas que están posicionadas en el mercado que ya operan en más de diez ciudades del país.

En cumplimiento al fallo, la Superintendencia de Industria y Comercio, el pasado 20 de diciembre, a partir del 1 de febrero de 2020 Uber dejará de funcionar en Colombia. En un comunicado la empresa manifestó que considera que la decisión de la SIC es arbitraria pues "va en contra del ordenamiento jurídico colombiano, violando el debido proceso y derechos constitucionales".

Además, agregó que "Uber respeta la ley y las decisiones emitidas por las autoridades. Sin embargo, decisiones como esta, responden también a la ausencia de una reglamentación del servicio de movilidad colaborativa a través de plataformas tecnológicas en Colombia".

Señala también la empresa que está utilizando todos los recursos legales "para defender el derecho de dos millones de usuarios de elegir cómo se mueven por las ciudades y la oportunidad de 88.000 socios conductores registrados en la aplicación".

Respecto a esta decisión, el Ministerio de Transporte aseguró que "la utilización de plataformas tecnológicas para la prestación del servicio de transporte en la modalidad Individual de pasajeros en vehículos taxi están reguladas por Gobierno nacional en el Decreto 1079 de 2015 y por el Ministerio de Transporte, de modo tal que el empleo de las mismas por parte de las empresas habilitadas para la prestación del servicio, requiere previa habilitación por parte del Ministerio. En la actualidad hay alrededor de 24 plataformas habilitadas para el efecto".

Además agregó que es necesario realizar reformas en el Congreso de la República para prever estos fenómenos nuevos de economía colaborativa, que permita nivelar las reglas del juego para todos los actores determinando nuevas condiciones de habilitación.

Más allá de la apelación que está en curso en el Tribunal de Bogotá y de lo que pareciera ser una posición conciliadora del Gobierno, Uber ya notificó al Estado colombiano que buscará demandarlo por la determinación de la SIC.

Beat, otras de las plataformas tecnológicas dijo al respecto que, "lamenta que las decisiones adoptadas recientemente en el país entorno a la industria que están limitando el acceso a servicios y oportunidades. Nuestra misión es formar parte de la vida de las personas al hacer que la movilidad en la ciudad sea más asequible, conveniente, eficiente y segura, mientras brindamos mejores oportunidades económicas para todos. Esto es lo que seguiremos haciendo en Colombia, país en el que continuamos operando con normalidad.Tenemos la esperanza que la situación actual abra un diálogo con el Gobierno para crear una discusión acertada en la cual se tengan en cuenta todas las partes y se priorice al ciudadano".

Por su parte, Hugo Ospina, líder de los taxistas dijo que, "el gremio recibe con alegría está decisión de Uber, esto quiere decir que respeta las decisiones de nuestros jueces. Se debe aclarar que no fue el Estado colombiano el que bloqueó a Uber , sino fue una demanda por competencia desleal, dos empresas de tecnología que prestan servicio público individual de pasajeros se demandaron entre sí, una cumple con el ordenamiento legal y jurídico en Colombia en materia de transportes y Uber no cumplía ninguna norma y el juez determinó que ahí hay una competencia desleal, que Uber sí presta el servicio de transporte de pasajeros y que por lo mismo debe de cumplir".

Además, dijo que interpondrán las demandas necesarias en contra de las demás plataformas que prestan servicios de transporte público y que están fijando tarifas.

Las plataformas más populares:
Uber
, fue la empresa pionera con este modelo de negocio en Colombia, sus operaciones iniciaron en el 2013, y a la fecha cuenta con 88.000 socios conductores y más de dos millones de usuarios registrados.

Además, es la principal empresa proveedora de servicios de transporte a través de una aplicación. Debido a su gran expansión en todo el mundo, llegó a Latinoamérica en 2013 y desde su inicio fue catalogada como competencia desleal por el sector taxista. La presencia de la empresa en América Latina, aun con altos y bajos, tiene mucho éxito.

Beat lleva un año en el país, cuenta con 50.000 socios conductores, y a mediados del año pasado lanzó Beat Lite, una opción que ofrece viajes a menor precio. Para esta categoría se aceptan autos cuyo modelo esté entre 1999 y 2015.

Cabify inició su operación en 2015 y tiene operaciones en España, América Latina y Portugal. La compañía ofrece servicios para clientes corporativos y usuarios particulares.

Cuando dio a conocer que iba a hacer negocios en Colombia, la Asociación de Consumidores Libres le abrió las puertas. Con esto la empresa comenzó a ofrecer su servicio corporativo al sector empresarial en Bogotá en 2015. Más tarde en abril de 2016, empezó operaciones en Cali y anunció su expansión a Medellín y a Barranquilla. Hoy en día se destaca que es una aplicación que también trabaja con taxistas.

Picap es una startup colombiana que registra un poco más de 100.000 conductores afiliados, que tiene presencia en 12 ciudades y realiza 80.000 viajes diarios. El mes pasado, la Superintendencia de Transporte ordenó la toma de control de Picap y convocó a la firma a un proceso de liquidación ante la SuperSociedades porque utiliza tecnología “con el fin de prestar servicio de transporte público en vehículos no homologados para ello (entre los que se encuentran las motocicletas), lo que corresponde a una actividad ilegal y sobre todo insegura para los usuarios”.

InDriver empezó en diciembre de 2018 y es un servicio internacional de transporte público que opera sobre la base del modelo “Ofertas en tiempo real”. Todas las condiciones de viaje se determinan en el curso de negociaciones instantáneas entre conductores y pasajeros, sin usar algoritmos de precios.

Didi es una aplicación originaria de China que comenzó a operar el año pasado. Cuenta con más de 30 millones de socios conductores de viajes compartidos en Asia, América Latina y Australia. Colombia fue su tercer destino en la región, luego de empezar a trabajar en Brasil y México. Esta aplicación también trabaja con taxistas.