Juan Martín Cardona, CEO y cofundador de Inspyra dijo que las empresas no son las responsables de que la persona sea feliz

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Durante el foro ‘Felicidad Laboral: más allá de los salarios’, organizado por el LR, se desarrolló el panel ‘¿Seres humanos más felices, seres humanos más productivos?’, cuyo eje central fue cómo se relaciona la felicidad con la productividad de las empresas.

En el espacio, Juan Martín Cardona, CEO y cofundador de Inspyra, habló de la importancia de que “las organizaciones desarrollen mecanismos para que las personas se empoderen en su felicidad”. Aunque dijo que las empresas no son las responsables de que la persona sea feliz, si deben potenciar a sus colaboradores para que sean felices por sí mismos.“¿Por qué a mayor felicidad mayor productividad? porque a final de cuentas los que consiguen los resultados son las personas”.

María Cristina Peñalosa, cofundadora de Armonía Corporativa, también se declaró “una convencida” de que “si las personas felices son productiva”, y aseguró que el propósito es un tema fundamental: “a veces las empresas no tienen si quiera claro su propio propósito”, y mencionó que es clave que las compañías sepan conectar su propósito con el de las personas.

Cardona habló del balance que deben tener las organizaciones y sus integrantes para potenciar la productividad. “Cuando pasamos más de la mitad del tiempo que estamos despiertos trabajando, es porque algo no cuadra”, dijo, mientras que Nidia Rocío Vargas, directora del Departamento del Servicio Civil Distrital, mencionó que si bien el sector público tiene una estructura diferente, también han tenido que “ser creativos para incentivar a las personas vinculadas al sector público”. Vargas habló de la última convocatoria del Servicio Civil, en la cual se abrieron 5.000 vacantes y cómo el sector público ofrece posibilidades de felicidad laboral.