Varias compañías lograron incrementar sus ingresos a pesar de la coyuntura que enfrenta el país desde marzo por la pandemia

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Las compañías continúan haciendo el segundo reporte de resultados financieros del año ante la Superfinanciera, correspondiente al segundo trimestre, y por tanto, al corte del primer semestre. La empresa que más incrementó sus ingresos fue la compañía Mineros S.A., dedicada desde hace casi medio siglo a la exploración y explotación de metales preciosos, especialmente oro, que incrementó en 89% a $277.945 millones su facturación en los primeros seis meses del año y reportó utilidades por $93.196 millones.

Otra compañía que logró aumentar su facturación fue Canacol Energy que reportó que en los primeros seis meses del año sus ingresos totales de gas natural y GNL, se incrementaron 28%, y llegaron a US$123,2 millones ($462.486 millones), mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron US$93,1 millones ($350.061 millones).

En el primer semestre del año las ventas de Grupo Nutresa crecieron 14,6%, a $5,3 billones, y se resaltó que los ingresos en Colombia reportan una cifra de $3,2 billones, que representan 59,3% del total de las ventas de la compañía dedicada principalmente al negocio de alimentos.

En el caso de Enel Emgesa, los ingresos operacionales durante el primer semestre aumentaron 9,5%, a $2,1 billones, frente al mismo periodo de 2019, explicado principalmente por el alza en los precios de energía en bolsa como consecuencia de los bajos aportes hidrológicos durante el inicio del invierno 2020, la mayor prestación del servicio de Regulación Secundaria de Frecuencia y la Gestión del riesgo de sus compromisos contractuales de energía vendida.

El Grupo Familia presentó también sus resultados financieros semestrales y destacó que, a pesar de las dificultades, alcanzó $1,37 billones en ingresos, 6,8% por encima a los reportados en el mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con su presidente, Andrés Felipe Gómez Salazar, la compañía que posee siete marcas, y operación directa en ocho países logró mantenerse a flote gracias a a la promoción de sus productos de cuidado y a la profundización en canales digitales.

Los ingresos del Grupo EPM ascendieron a $9,3 billones, con un crecimiento de 6% en el primer semestre con respecto al año anterior, mientas que Enel Codensa facturó $2,79 billones, lo que significó un crecimiento de 5,9% en sus ingresos semestrales.

En el caso de Alpina, la empresa registró ventas netas de $1 billón, registrando un crecimiento de 5,8% en comparación con el mismo semestre del año anterior. La compañía destacó que alcanzó un Ebitda de $145.178 millones y una utilidad neta de $37.668 millones.

A pesar de que la coyuntura del covid-19 el Grupo Colombina informo que entre enero y junio incrementó 1% sus ingresos y alcanzó una facturación de $901.070 millones, mientras que en 2019 las ventas fueron $895.766 millones.

La empresa destacó que el mercado nacional aportó $574.378 millones al total de ventas, y registró un crecimiento de 4%, mientras que en el mercado internacional los ingresos cayeron 4% y la facturación fue $326.692 millones.

LOS CONTRASTES

  • Lucio Rubio DíazDirector general de Enel en Colombia

    “En el primer semestre llevamos a cabo planes operativos y financieros que nos posicionan como la primera generadora de energía del país en capacidad instalada”.

  • Andrés Felipe Gómez SalazarPresidente de Grupo Familia

    “Estos resultados responden también a la forma como la compañía se adaptó rápidamente y se conectó con las nuevas necesidades de los consumidores y clientes”.

Los que perdieron el semestre

Si bien algunas empresas lograron mantener sus ingresos en aumento en la primera mitad de 2020, no todas tuvieron la misma suerte. Construcciones El Cóndor S.A. informó que durante los seis primeros meses de 2020 registró ingresos por $337.609 millones, lo que significó una reducción de 18,29% con respecto al mismo periodo de 2019.

Otra de las empresas que no tuvo un buen semestre fue Carvajal Empaques, que reportó una caída de 21,6% en sus ingresos, que se redujeron de $682.644 millones en los primeros seis meses de 2019 a $535.458 millones para la facturación a junio de 2020.

En relación con a las pérdidas semestrales de Carvajal, se incrementaron en 255,2% con relación al resultado de los primeros seis meses del año pasado, a $16.743 millones.

Aunque Terpel logró ingresos por $7,9 billones, la facturación de la compañía cayó 24,08% por el impacto generado en el precio del crudo y la demanda de combustibles. La compañía reportó pérdidas por $149.732 millones a junio.

Si bien este no fue un buen semestre para la mayoría de las empresas, y las cifras se vieron fuertemente impactadas por el covid-19, hay dos casos que prenden las alarmas. Cerrejón, empresa que reportó pérdidas de $368.000 millones y las exportaciones de carbón más bajas en 18 años. Avianca, por su parte, registró pérdidas de US$353 millones a junio, y más allá de eso, el más reciente informe de la consultora Kpmg puso en duda la viabilidad de negocios.