El país hace parte de la región de Mesoamérica, una de las tres que componen a América Latina

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Después de haberse constituido como una empresa independiente en junio de este año, con el lanzamiento de su acción en la bolsa de valores de Nueva York, la compañía de agroindustria, Corteva Agriscience, la cual nació de la fusión de Dow y DuPont, hizo su presentación oficial en Colombia.

Después de hacer su presentación en sociedad en Argentina y México, altos ejecutivos de la firma hicieron presencia en el Hotel Hyatt de Bogotá para mostrarle a productores, ejecutivos comerciales, empresarios, gremios y miembros del gobierno cuál es el objetivo de esta compañía en el país, un mercado que hace parte de la región de Mesoamérica, que comprende el norte del continente.

Ana Claudia Cerasoli, presidente de Mesoandina de la compañía, dijo "con mucho gusto llegamos aquí con mucho trabajo y dedicación. Somos una empresa nueva, con una propuesta de compromiso y queremos trabajar con el Gobierno, los industriales y la academia para construir la agricultura del futuro".

La directiva recordó que la cadena agroalimentaria ha cambiado y el consumidor está preocupado en su alimentación, por lo que señaló que Corteva traerá productos con mayor tecnología para que haya productos y soluciones que aporten hacia el futuro.

Susanne Wasson, directora de la plataforma global de protección de cultivos fue una de las altas ejecutivas de la compañía que hizo presencia en el evento, y recordó que "en Corteva estamos enfocados en agricultores y sabemos que los consumidores son más conscientes sobre de dónde vienen sus alimentos y de cómo se producen, y queremos crear un vínculo con la forma de producir la comida a partir de la tecnología".

La importancia de Colombia para la compañía radica en las oportunidades que tiene la agricultura local, por su falta de explotación y productividad, y las oportunidades de desarrollo de la tecnología en esta industria.  Actualmente, América Latina representa 20% de los ingresos de toda la compañía, y el objetivo es que siga creciendo.

En el país, la empresa tiene 200 empleados directos y dos plantas de producción y síntesis en Barranquilla y Cartagena, desde donde se producen herbicidas y fungicidas que atienden el  mercado local, regional y también la demanda de Indonesia.

Carlos Rebolledo, director comercial para Mesoamérica, expuso, frente al auditorio, que la apuesta de Corteva en el país es trabajar en innovación; acompañar a los agricultores; desarrollar plataformas digitales y hacer un sector sostenible respetando al medio ambiente.

Con base en eso recordó que actualmente se trabaja en Colombia, por ejemplo, en cultivos de arroz, con un herbicida, en banano con un fungicida. Y aseguró que la intención es ayudar en la producción de productos de exportación como aguacate, cacao, granadilla, gulupa y carne.