El Covid-19 y la cuarentena llevaron a los indicadores de confianza comercial e industrial a sus balances más bajos en la historia

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El efecto del Covid-19 y la cuarentena en la economía han resentido al sector empresarial por las dificultades que representa para las compañías operar, ya sea por las restricciones, o por los protocolos adicionales que deben acoger. Esto, precisamente fue lo que llevó a que los resultados de la Encuesta de Opinión Empresarial que entrega cada mes Fedesarrollo reportara mínimos históricos tanto en el Índice de Confianza Comercial (Icco) como en el Índice de Confianza Industrial (ICI).

La confianza comercial registró un balance de -30,8%, una reducción de 59,2 puntos porcentuales (pps) frente al dato de febrero, que se ubicó en 28,3%. Este ha sido el menor dato histórico desde junio de 1980, cuando se empezó a realizar esta medición, además, se ubica 20,5 puntos por debajo del anterior mínimo histórico, el Icco de noviembre de 1998, cuando la confianza de los comerciantes registró un balance de -18,30%.

Este indicador se compone de tres elementos: la percepción de la situación económica actual de la empresa o negocio, cuyo balance fue de -26,4% en marzo; el nivel de existencias, que se mantuvo en terreno positivo en 3,3%; y las expectativas sobre la economía para los próximos seis meses (-62,8%).

Según explicó el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, “frente al mes anterior, la disminución del Índice de Confianza Comercial obedeció principalmente a una reducción de las expectativas de la situación económica para el próximo semestre y a la situación económica actual de la empresa”.

Recientemente la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) realizó una Encuesta de Liquidez que reveló que alrededor de 60% de las compañías no tienen flujo de caja para pagar la nómina y la seguridad social de sus colaboradores por más de un mes. Bajo este panorama, para el director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, es necesario que en lo que resta del confinamiento, se garanticen recursos para salvar las empresas.

“El tejido empresarial está en grave peligro, especialmente, el de la micro, pequeña y mediana empresa, por la falta de recursos financieros que lleguen a cumplir su necesidad de caja, de nóminas y de pago de arrendamientos. Va a depender mucho de lo que pase este fin de abril y el próximo mes de mayo”, dijo Cabal.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MejíaDirector de Fedesarrollo

    “La disminución en el Índice de Confianza Industrial se explica principalmente por una disminución en las expectarivas de producción para el próximo trimestre y una reducción en el volumen de pedidos”.

  • Rosmery QuinteroPresidente de Acopi

    “Estos indicadores están reflejando la realidad que estamos viviendo. No solo está afectando a la economía y a las empresas en Colombia sino que se trata de algo global”.

En cuanto al otro índice que compone la Encuesta de Opinión Empresarial, el de confianza industrial, también se fue en picada el mes pasado, y registró una caída de 44,8 puntos porcentuales (pps) frente al mes pasado, pues pasó de un balance de 9,8% en febrero a -35% en marzo.

Al igual que la confianza comercial, el indicador llegó a su punto más bajo en la historia, a pesar de que en marzo de 1999 había registrado una caída que llegó a -34,3%.

Para Rosmery Quintero, presidente del gremio que agrupa a los microempresarios en Colombia, Acopi, “es lógico que estos resultados se estén dando, si se miran los días que han corrido desde el inicio de la crisis, y la gran incertidumbre restringe el consumo”.

Según Quintero, “estamos mirando un proceso de reactivación que va a ser gradual y de cómo va a ser el comportamiento de las ventas que son las que realmente generan caja en las empresas”, y reiteró que se necesita implementar reorganizaciones en el modelo de trabajo.

Efecto del Covid-19 se siente también en las expectativas del empleo
Otro punto sobre el cuál Fedesarrollo pregunta a los industriales y comerciantes es la percepción del mercado laboral. Según la encuesta, en marzo, el balance sobre las expectativas de empleo para el próximo trimestre fue -46,8%, lo que representa una reducción de 48,5 puntos porcentuales frente al trimestre anterior. En total, 0,7% de los empresarios piensa que el empleo en la industria en el próximo trimestre aumentará, 47,5% considera que disminuirá y 51,8% que se mantendrá.