El informe de la Supersociedades muestra una caída general en los ingresos de los clubes de 12%, impulsada por baja en las ventas de taquilla

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El regular desempeño deportivo por el que pasaron algunos clubes de fútbol colombianos el año pasado está altamente relacionado con sus ingresos y utilidades. Así lo reveló la Supersociedades que actualizó los datos de 36 instituciones con corte a diciembre para conocer su situación financiera, ya que este sería un medidor del desempeño que finalmente se muestra en la cancha.

En el informe anual se reveló que los ingresos operacionales de los 36 equipos que son vigilados por la entidad tuvieron una caída en 2018 de más del 12% con relación al año anterior, y unas pérdidas que ascienden a los $58.600 millones.

Las cifras permiten analizar también el ranking de los equipos que tuvieron mayores ingresos en 2018 y en este sentido, se puede ver que el Junior fue el que encabezó la lista con un total de $62.800 millones y un buen desempeño gracias a un alza de 12. A este le siguió Atlético Nacional, el cual obtuvo $58.200 millones. Los otros tres equipos que lideran el top cinco son Independiente Santa Fe, Azul y Blanco Millonarios, y el Deportivo Independiente Medellín, los cuales reportaron cifras de $56.200, $52.900 y $39.200 millones, respectivamente.

En cuanto a los equipos que mostraron un mayor crecimiento en porcentaje de sus ingresos entre 2018 y 2017 destacan dos clubes de la B. El líder de crecimiento fue Deportivo Boyacá Chicó y le siguieron Jaguares, Cúcuta Deportivo, Bogotá Fútbol club, y el Deportivo Huila.

Este ranking resulta particular pues estos equipos de segunda división son los que menos asistencia tienen en sus estadios, y a su vez generan menores ingresos. Sin embargo, este caso se repite para muchos clubes pertenecientes a este segmento, en tanto que, el total de los equipos de la ‘B’ reportaron ganancias por más de $3.300 millones y los rubros que más jalonaron está cifra fueron los derechos de TV de la Dimayor, y la venta de derechos deportivos.

Por otro lado, los equipos que mostraron un mayor porcentaje en la disminución de sus ingresos fueron Nacional, Deportivo Cali, Orsomarso, Club Deportivo Real Santander y Envigado Fútbol Club, de estos cinco equipos tres están en primera categoría y se destacan por la gran cantidad de seguidores que han tenido a lo largo del tiempo.

LOS CONTRASTES

  • Antonio CasaleExperto deportivo

    “Este informe representa una confirmación estadística de lo que es un secreto a voces, para muchos clubes es mejor negocio estar en la ‘B’, donde hubo ganancias”.

  • Ernesto LucenaMinistro de deporte

    “En otros países cuando se ven situaciones críticas en altos salarios, toman decisiones de poner salarios techo, pero no me puedo meter en aspectos internos de clubes”.

Para el Superintendente de Sociedades, Juan Pablo Liévano, estas cifras de disminución en ingresos se ven reflejadas principalmente en la caída de la venta de derechos deportivos, la cual obtuvo una disminución de más de $123.500 millones entre 2017 y 2018, lo que según Liévano refleja “una reducción muy drástica de uno de los puntos que más aporta a los clubes, por eso se sintieron tan golpeados. Además, la cifra muestra que hubo menos negocios o negocios menos importantes, y esto se refleja en los resultados consolidados de todos los equipos”.

Otro factor relevante en la disminución de ingresos de los equipos fue el de venta de boletería, el cual paso de estar en $118.000 millones en 2017 a estar en $101.300 millones en 2018, esta cifra según el Ministro del Deporte, Ernesto Lucena, representa el miedo que están teniendo las familias de ir a los estadios. “Es un tema que hay que aglutinar porque estamos hablando de una cifra grande solo por ese rubro”.

No obstante, las cifras también destacaron que los equipos están optando por aumentar sus ingresos apoyados de otros negocios además de la boletería, entre estos se destacan los derechos de televisión de la Dimayor, el patrocinio, la publicidad y la venta de artículos deportivos, lo cual para estos resultados tuvieron un mejor desempeño que en 2017.

Finalmente, el Superintendente mencionó que a pesar de que los ingresos disminuían en gran porcentaje, los costos de nómina para jugadores y técnicos aumentó en más de 6%, lo cual se debe analizar ya que no ayuda a las finanzas de los equipos. Sin embargo, a la pregunta de si se debería reglamentar un salario techo dentro de los equipos, respondió que eso no le corresponde a la Supersociedades.

Situación financiera de la segunda división de la liga del fútbol colombiano
Aunque los resultados presentados fueron para todos los equipos pertenecientes a las dos divisiones, es importante resaltar las cifras positivas que están dentro de la segunda división, o más conocida como ‘B’. Acá los ingresos operacionales que reportaron este grupo de equipos fueron de más de $77.000 millones, lo que equivale a un crecimiento de más de 15%. Además, es de resaltar el salto en las ganancias que tuvieron entre 2018 y 2017, pues pasaron de estar en pérdidas en $900 millones a estar en $3.300 millones.