Carga pensional y dificultades laborales, entre las razones de la decisión

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La historia que inició a escribir Indupalma desde 1961 llegó a su fin. De acuerdo con un comunicado de la compañía, “Indupalma ha tomado la decisión de disolver y liquidar voluntariamente la sociedad”. El proceso inició a partir del 1 de noviembre y “tiene previsto que atenderá de manera ordenada sus pasivos con todos los grupos de interés”, dijo la firma.

De acuerdo con la empresa esta decisión se tomó debido a que “la situación de la compañía, su carga pensional, las dificultades laborales y temas relacionados con el mercado, han llevado a sucesivas y cuantiosas inyecciones de recursos para capital de trabajo. El análisis de las proyecciones de la empresa justificó la determinación de la junta de socios de disolver y liquidar la compañía”.

Con base en los análisis, proyecciones y momento en el que se encontraba Indupalma, la firma anunció que este anuncio se da en un momento en que Indupalma es solvente, es decir que “actualmente sus activos superan sus pasivos”, por lo que podrán responder de forma organizada por sus obligaciones.

Hay que recordar que Indupalma tenía como meta para 2020 administrar 75.000 hectáreas, de las cuales 55.000 serían de palma y 20.000 corresponderían a caucho. Además de esto, la firma cuenta con una plantación de 11.695 hectáreas de palma en San Alberto, Cesar, mientras que en Puerto Carreño, Vichada, tenía 23.230 hectáreas de siembra de caucho distribuidos en cinco bloques.
Debido a sus activos y su relevancia en generación de empleo en estas zonas del país, Indupalma agregó que “conserva la esperanza de que el proceso de liquidación pueda contribuir a que otros empresarios saquen adelante estos cultivos que tanto han beneficiado a la región”.