Colombia no está en la lista, pero en Bogotá, por ejemplo, hay una política para la renovación del servicio público para que opere con energías que sean limpias

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

La movilidad sostenible es uno de los puntos determinantes para la lucha contra el cambio climático. Diferentes organismos mundiales han hecho recomendaciones respecto a la adopción de políticas públicas para disminuir y erradicar los vehículos de gasolina e incluir los transportes de energías limpias.

En el Acuerdo de París se estableció el objetivo de mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados, situación que ha llevado a todos los países a crear planes para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y así luchar contra el calentamiento global.

Noruega, por ejemplo, fue el primer país que prohibió abiertamente los automóviles a gasolina. El anuncio se hizo en 2016 y se trazó como meta implementar esta medida a partir de 2025.

Medidas parecidas también han sido discutidas en Países Bajos, donde la fecha límite también está para el mismo año, no obstante, aún están siendo analizadas por las autoridades.

LOS CONTRASTES

  • Oliverio GarcíaPresidente de Andemos

    “En Colombia hay una oportunidad importante para promover las tecnologías de bajas emisiones con vehículos híbridos y eléctricos; sin embargo, aún hay mucho por hacer”

En países como India, China, Alemania, Suecia y España, se han trazado la meta de eliminar los vehículos de combustión interna para 2030, considerando que uno de los factores mayoritarios de la contaminación proviene de los carros. Reino Unido, por su parte, tiene como meta implementar esta medida en 2040. Para ese mismo año también está Francia.

Cabe resaltar que Colombia está haciendo apuestas importantes para hacer parte del cambio mundial, impulsadas principalmente por la ley firmada durante 2019 que promueve el uso de vehículos eléctricos. La meta del país es lograr mejoras notables en el uso de este tipo de vehículos para 2040. Eso ya empezó a notarse el año pasado, cuando la venta de carros eléctricos tuvo un incremento de 137%.

En América Latina y el Caribe, se ha estimado que la contaminación producida por los vehículos cuyo motor funciona a combustión representa más de 20% de las emisiones de CO2 en la región.

Debido a esta problemática, los Estados han comenzado a implementar medidas e impulsar políticas públicas en pro del medio ambiente, sin embargo, el paso en el transporte aún no cuenta con regulaciones de alto impacto y, lamentablemente, las emisiones de gases de efecto invernadero todavía suben.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, “la prioridad es tomar medidas tendientes a la sustitución de los automóviles existentes hacia aquellas opciones de bajas emisiones en su uso, como son los vehículos híbridos y los eléctricos”, esto con el fin de alcanzar los objetivos de desarrollo 2030 de Naciones Unidas.