La compañía está reportando sus precios al gobierno nacional para ayudar al control y el abastecimiento de alimentos en el país

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

A pesar de la cuarentena y el Covid-19 uno de los sectores que no ha parado es el agro colombiano. Desde Yara, la multinacional de insumos agroindustriales, Marcelo Altieri, gerente general para Colombia y director regional Cono Norte de la compañía, habló sobre la importancia que tiene el campo en esta coyuntura, y alertó sobre la importancia de apoyar a los agricultores.

¿Cómo están aportando al abastecimiento de alimentos?

Yara tiene origen en 1905, como respuesta a la hambruna que vivió Europa a inicios de 1900. Lo que ha sido recurrente a lo largo de las crisis es que en todas se pone un desafío extra en términos de seguridad alimentaria y si no contáramos hoy con fertilizantes minerales solo se podría producir la mitad de los alimentos que se producen en el mundo. Yara está presente hace más de 30 años en Colombia, somos unos convencidos de que la agricultura es sin duda un gran motor de la economía de Colombia, y trabajamos por contribuir con ese crecimiento.

¿Qué papel tiene el sector ante la crisis sanitaria?

Hoy estamos haciendo énfasis en que la agricultura es el motor ante el Covid, pero en Colombia además tiene una oportunidad de desarrollo que no se ha explotado. Hay entre seis y siete millones de hectáreas cultivadas, pero tiene potencial para más de 45 millones de hectáreas, un potencial de crecimiento enorme.

¿Han visto un incremento en la demanda de insumos?

La verdad no. Es una preocupación, también estamos viéndonos afectados. Estamos colaborando con el Gobierno, trabajando en reporte de precios, entendemos que la demanda puede haber caído porque en alguna parte de la cadena los precios pueden haber subido.

Nuestros precios no han subido. Nuestros costos están indexados al dólar, se incrementaron 24%, pero hemos transferido al mercado solo 5%. Amortiguamos 19% del incremento porque sabemos que nuestros productos son sumamente importantes para la seguridad alimentaria nacional y nos interesa favorecer la productividad y rentabilidad de los agricultores. Nos preocupa muchísimo cuando escuchamos que hay especulación, y que haya gente que en la cadena de distribución para llegar al usuario final se le cargue precios mucho más elevados a los que estamos acostumbrados a ver.

LOS CONTRASTES

  • Rodolfo ZeaMinistro de Agricultura

    “Hacer un control de precios es muy difícil, se puede perjudicar al productor si se le pone un techo al precio, porque el intermediario no querrá perder sus márgenes”.

¿Qué tipo de cultivos requieren más apoyo?

Los productos más afectados hoy son los que viven del mercado nacional, como las hortalizas, la papa, la palma y la caña panelera, lo que es exportación todavía se puede ver beneficiado, siempre y cuando la demanda no haya caído.

¿Cómo garantizan que los productos lleguen al agricultor?

Nosotros nunca hemos dejado de producir, si bien hay algunas dificultades en conseguir materias primas, no hemos dejado de abastecer al mercado, estamos trabajando normalmente y produciendo normalmente. Atendiendo medidas de precaución muy distintas a como trabajábamos antes, cuidando mucho a nuestra gente, aplicando buenas prácticas, y siguiendo los lineamientos del Gobierno Nacional.

¿A cuántos agricultores surten en Colombia?

Es un número difícil de calcular, porque Yara depende de una red de distribución y de asociaciones, gremios y agroindustriales, estamos comercializando a través de 1.800 y 2.000 canales, que se ocupan de llevar el producto al agricultor.

Se han capacitado a 30.000 agricultores
Uno de los focos de apoyo hacia los agricultores que viene impulsando Yara es la transferencia de conocimiento, una labor que durante la cuarentena han continuado a través de webinars y seminarios online. “Desde el inicio de esta crisis hasta ahora hemos impactado a más de 30.000 agricultores, con tips de cómo aplicar fertilizantes y webinars sobre cultivos y buenas prácticas agrícolas”, dijo Altieri. La compañía también trabaja en acciones contra el cambio climático, y por el fortalecimiento de la mujer rural y el relevo generacional en el campo.