Aunque se lograron seis veces las ventas de un día de pandemia, hubo resultados negativos: cierre de almacenes, y 85 aglomeraciones

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La llegada del primer día sin IVA generó más decepciones que alegrías. La combinación de una exención del impuesto al valor agregado en siete categorías de productos con una medida de restricción de salida (al menos en Bogotá por el pico y cédula) y un aumento del número de contagios de covid-19 fue más que explosiva. El resultado fue notorio: la indisciplina, la falta de control, la ausencia de soporte logístico y hasta la violación de algunos protocolos de bioseguridad fue la constante.

Este escenario no solo se vivió en los principales retailers del país. El caos también se registró en el comercio electrónico, un canal que en las primeras horas de la mañana ya estaba colapsado y donde aparecieron por primera vez conceptos nunca antes vistos como “la fila virtual”, en la que los tiempos de espera eran de hasta una hora.

Desde tempranas horas de la mañana las filas y los grupos de personas ingresando a los almacenes y supermercados se sumaron a las quejas de colapsos en los portales de algunos comercios como Alkomprar. También hubo rechazo a los tiempos de espera de más de una hora de Alkosto, Ktronix y Falabella. Esto resulta una mala antesala a los otros dos días sin IVA que aprobó el Gobierno para reactivar la economía: el 3 y 19 de julio.

¿En qué falló el piloto? La falta de organización y el desorden de las personas, quienes vieron el día sin IVA como un día sin covid, generó 85 aglomeraciones en grandes superficies del territorio nacional.

Esto se sumó al incumplimiento en las restricciones de venta y horario de apertura. En Bogotá, aunque los supermercados que venden bienes de primera necesidad podían abrir sus puertas desde primera hora, el comercio de otros artículos como electrodomésticos estaba restringido hasta el mediodía, pero algunos no acataron la orden de venta, ni tampoco medidas como el control del pico y cédula o el manejo del aforo de 35%.

De acuerdo con Fenalco Bogotá, alrededor de 50.000 establecimientos de comercio y servicios fueron autorizados por la Administración Distrital para la jornada, en la que los comerciantes esperaban un incremento de 3.000% en las ventas comparado con otros días de cuarentena.

“Los establecimientos comerciales están obligados a cumplir los protocolos de bioseguridad autorizados por la Alcaldía Mayor. Recorrimos la mayoría de grandes superficies y supermercados y cumplieron las medidas. Pero en algunos establecimientos su capacidad llegó al límite y se vieron aglomeraciones”, dijo Juan Esteban Orrego director de Fenalco Bogotá.

Otro factor que sumó al caos fue la falta de preparación de los compradores. Algunos llegaron con efectivo, a pesar de que la medida solo aplicaba para tarjetas de débito o crédito; otros buscaron hacer compras de artículos como alimentos aprovechando “el descuento” y hasta hubo quejas en redes sociales sobre cómo se calcula el IVA, pues muchos ciudadanos desconocen que el descuento no es de 19%, sino del 16% haciendo bien los cálculos.

“Invitamos a la ciudadanía a que primero se entere de qué bienes son los que están exentos, porque muchas personas salieron a hacer mercado, y son solo ciertos productos, siempre teniendo encuentra hasta ciertas UVT y que esto debe ser explícito en el comercio”, señaló el superintendente de Industria y comercio, Andrés Barreto, quien además mencionó que en los últimos días hubo 232 denuncias por irregularidades en precios.

El último pecado en el primer día sin IVA fue por el lado de los comercios, que fallaron en temas de logística y preparación de inventarios. Por eso, se reportaron muchos productos agotados en pocas horas tanto en los establecimientos físicos como en las plataformas online.

A pesar del caos, hubo un alza en ventas de 600% frente a un día habitual de pandemia.

Crecimiento de 1.000% en Mercado Libre

Los grandes beneficiados en la jornada fueron los medios electrónicos y las ventas de electrodomésticos. Mercado Libre, por ejemplo, reportó un incremento de 1.000% en sus ventas y de 583% en el tráfico en su plataforma, y los términos más buscados fueron: televisor, Xiaomi, iPhone 11, celulares, computadores y tabletas, Ps4 y freidora. “Las ventas en todas las categorías incluidas en las excepciones del día sin IVA crecieron considerablemente. Entre ellas, electrodomésticos fue la más destacada”, expresó por su parte Falabella.