Hoy será la inauguración de la Mina de Buriticá, a cargo de Zijin Continental Gold. El evento contará con la participación de varios de los miembros del Gobierno

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

En un tiempo en el que los nuevos proyectos mineros como los de Quebradona o Soto Norte encuentran bastante resistencia, hoy se llevará a cabo la inauguración de un gigantesco proyecto de oro en Antioquia, clave para impulsar al sector: Buriticá, una iniciativa que contó con US$610 millones de inversión en su etapa de construcción y que se convierte en un bastión de la inversión china en Colombia.

La historia de esta mina data de 2007, cuando la canadiense Continental Gold comenzó a operar una mina pequeña de menor escala en Buriticá. De manera paralela, comenzó con sus labores de exploración en el territorio. El 4 de noviembre de 2016, la empresa recibió el apoyo de la comunidad de Buriticá en la Audiencia Pública realizada en el municipio y, ese mismo mes, la Anla aprobó la modificación de su licencia ambiental.

Desde 2017 empezó la construcción del proyecto minero a gran escala, y a finales del año pasado empezó conversaciones con la china Zijin Mining para su posible venta, transacción que terminó en marzo de este año con el pago de 5,5 dólares canadieneses por acción (unos US$989 millones en total), con lo que los asiáticos se hicieron con el control de la mina y terminaron las obras.

Este Proyecto de Interés Nacional Estratégico (Pine) tiene 14 años previstos de explotación minera, más de 3,7 millones de onzas de oro en reservas y actualmente está en fase de comisionamiento y en diciembre comenzará la operación comercial. Inicialmente, tendrá 30 frentes de trabajo subterráneos simultáneos, procesará 2.500 toneladas de material minero por día, lo que permitirá producir hasta 240.000 onzas de oro al año. El objetivo es llegar a 40 frentes de trabajo subterráneos simultáneos, 4.000 toneladas de material minero procesado por día, lo que permitiría producir 300.000 onzas de oro por año.

De acuerdo con cuentas del Ministerio de Minas, “este proyecto aportará a la diversificación de la matriz de minerales del país: se estima una producción de ocho toneladas de oro al año durante una vida útil de 14 años, incrementando la producción nacional en un 18% (actualmente es de 36,6 ton)”.

LOS CONTRASTES

  • Diego MesaMinistro de Minas y Energía

    “Colombia tiene una gran oportunidad con oro y cobre, fundamentales no solo para reactivar la economía, sino también por su importancia para la transición energética”.

  • Camilo MoralesEspecialista en Derecho Minero de la U de Los Andes

    “Una mina que cumple con todos los estándares a nivel técnico, social y ambiental se convierte en un ejemplo para que proyectos similares se repliquen”.

Con esos datos, las estimaciones de Zijin Continental Gold dicen que el proyecto aportará $3 billones por concepto de impuestos y regalías y generará 2.318 empleos. De esos puestos de trabajo, destacó la minera, 1.243 son empleados y aprendices, 1.075 son contratistas, 77,7% son de antioqueños, 70,4% del personal operativo y los aprendices son de Buriticá y zona de influencia, 95% de los empleados son colombianos y 20% de los trabajadores directos son mujeres.

Además del empleo generado, la minera destacó el impulso que le ha dado a la formalización de pequeños mineros en el territorio de la mina, ya que apalanca siete empresas de formalización con personas del municipio, “que trabajan con la compañía a través de cuatro subcontratos de formalización (las primeras en el país con licencia ambiental) y cuatro contratos de operación”. Con eso, la compañía vinculó a 130 mineros; y adicionalmente ha llevado a cabo 722 capacitaciones.

En cuanto a las inversiones sociales hechas por la empresa, la china dijo que fueron $4.500 millones en infraestructura comunitaria, $2.700 millones en el Programa de Encadenamiento Productivo, $2.200 millones invertidos en el Programa de Desarrollo Agropecuario Siembra Futuro, $300 millones para cofinanciar la compra de carros compactadores de basura para los municipios de Buriticá y Cañasgordas; y en 2019 hicieron compras a proveedores locales por $17.875 millones.

Entre otras cosas, la compañía destacó que han otorgado 49 becas de educación superior entregadas a jóvenes del Occidente, han certificado a 2.800 personas en formación para el empleo, tienen 222 jóvenes certificados como técnicos en labores mineras subterráneas, mantenimiento mecánico industrial y beneficio de minerales, y “entre los jóvenes certificados se destacan 81 mujeres y de estas 38 son mujeres técnicas en labores mineras subterráneas. Las únicas del país”, destacaron.

Por el lado de las innovaciones que traerán a la mina, la empresa destacó que el desarrollo subterráneo a la fecha es de 35,7 kilómetros, que equivalen a cuatro veces el Túnel de La Línea; y que van a tener un sistema único de procesamiento de agua, en el cual el líquido pasará por siete procesos diferentes, y la planta de lixiviación de oro más grande de Colombia.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, indicó que “esta mina de oro en Buriticá, la primera subterránea y a gran escala en el país, hace parte de ocho grandes proyectos para los próximos tres años, que tienen el potencial de generar inversiones por más de $17 billones y crear 12.000 empleos directos. Además, representan una oportunidad para impulsar el desarrollo del país sobre la base de una actividad legal y responsable con el medio ambiente y las comunidades”.