Dentro de este programa se ampliarán las categorías y los beneficios a los clientes

Mario Alejandro Chaves

Accor anunció que a finales de este año lanzará Accor Live Limitless, un programa de fidelización con el que pretenden mejorar la experiencia de sus clientes e ir más allá del momento de los viajes, ofreciendo alianzas con aerolíneas, rentas de carros, restaurantes, bares y espacios de coworking, entre otros.

Maud Bailly, Chief Digital Officer de Accor, explicó que este nuevo programa está basado en cuatro principios de lo que están esperando sus clientes: simplicidad, inmediatez, personalización y la necesidad de que los hoteles vayan más allá de ser un sitio dónde dormir. En ese sentido, indicó que se va acabar con la división de las plataformas para reservar y las del programa de fidelización, de manera que en una solo página web o aplicación el cliente va a tener acceso a todos los beneficios y va a tener la posibilidad de realizar todos sus requerimientos.

Además, Ian Di Tullio, vicepresidente de servicio al huésped, explicó que dentro de este programa se ampliarán las categorías y los beneficios a los clientes, ya que se crearán dos tipos adicionales de miembro del programa de beneficios: diamante y black, que estarán por encima del actual platino; se harán alianzas con 12 marcas adicionales, como Delano, Mantra y Peppers, en las cuales los clientes podrán usar sus puntos; y en orden de lograr el objetivo de estar con los huéspedes más allá de los momentos de viaje, se permitirá que los beneficios del nuevo programa sean usados también en restaurantes y otra serie de actividades diarias.

Steven Taylor, director de marca de Accor, explicó que dentro de este proceso de cambio de la firma se invertirá en el cambio o “rejuvenecimiento” de siete de las 38 marcas que maneja Accor en su portafolio, y que se harán inversiones clave en nueve países, para unos recursos totales del orden de 225 millones de euros (unos US$255 millones).

Finalmente, el CEO de Accor, Sébastien Bazin, indicó que entre las metas de este plan están aumentar en 10 puntos el porcentaje de reservas hechas por los socios de su programa de fidelización (actualmente está en 30% y para otras grandes cadenas hoteleras ese porcentaje llega a 60%), aumentar en 3 puntos porcentuales el Revpar de la cadena (Revenue Per Available Room), y pasar de US$6,8 millones a US$113,6 millones en ingresos por las alianzas.

Esta última meta es especialmente importante para la compañía, ya que en otras grandes cadenas hoteleras ese número alcanza los US$500 millones, según las cuentas de Bazin. Para lograrla, será clave el patrocinio recientemente anunciado a la camiseta del Paris Saint Germain, que empezará a darse desde julio de este año, ya que solo el club parisino tiene 400 millones de seguidores en redes sociales, de los cuales solo la tercera parte está en Europa.