Las ventas totales de la compañía cayeron más de 50%, al llegar a solo $8,44 billones entre abril y junio de este año

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Ecopetrol publicó sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año, un balance que no fue bueno, pero que incluso tuvo mejores cifras de acuerdo con lo esperado por varios analistas. La petrolera estatal presentó ventas totales de $8,4 billones, es decir, una caída de -53,9% frente al segundo trimestre del año pasado y reportó utilidades netas consolidadas de $299.000 millones (-92,1% frente al segundo trimestre del año pasado).

La utilidad operacional de la petrolera, entre abril y junio, llegó a $824.000 millones (-86,2%), el Ebitda fue de $1,99 billones (-76%) y el margen Ebitda fue de 23,6%, lo que representó una caída de 21,8 puntos porcentuales frente al mismo periodo del año pasado.

Al mirar los datos del primer semestre, las ventas totales de Ecopetrol llegaron a $23,51 billones, lo que implica una reducción de 31,3% frente al primer semestre de 2019. La utilidad operacional llegó a $3,53 billones (-67,7%), la utilidad neta consolidada llegó a $1,7 billones (-75%), el Ebitda cerró en $7,25 billones (-53,7%) y el margen Ebitda bajó 14,9 puntos porcentuales, a 30,8%.

La producción promedio que presentó Ecopetrol en el primer semestre fue de 706.000 barriles diarios de petróleo equivalente, lo que fue 20.000 barriles menos que en el mismo periodo del año pasado.

A pesar de que los resultados de la petrolera no son buenos, analistas como los de Valores Bancolombia esperaban que fueran peores. En su documento de expectativa de análisis trimestrales, titulado “Un trimestre para el olvido”, la comisionista preveía que la empresa tuviera pérdidas de $260.000 millones en el trimestre.

En la carta dirigida a los accionistas, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, explicó que los resultados se vieron fuertemente afectados por la pandemia del covid-19, que llevó a que los precios internacionales del petróleo de referencia Brent tuvieran una caída de 38% durante el periodo de referencia.

“Durante el segundo trimestre las ventas de nuestros principales productos presentaron una disminución de 46% frente al promedio de 2019, principalmente en jet (-89%), gasolina (-46%) y diésel (-35%)”, explicó Bayón en la carta.

A pesar de todos los problemas financieros generados por el covid-19, Bayón resaltó la inversión social de $88.000 millones hecha por la compañía para ayudar a mitigar los efectos de la pandemia y resaltó también el plan de “pronto pago” sin descuento por cerca de $60.000 millones mensuales para sus proveedores, “lo que les ha permitido preservar sus actividades económicas, apalancar su flujo de caja, mantener el empleo y mitigar el impacto derivado del covid-19”.

El nuevo plan de negocios
En la carta dirigida a los accionistas, el presidente de Ecopetrol explicó que, como resultado de la emergencia del covid-19, la empresa ha tenido que replantear su Plan de Negocio 2020-2022 “el cual responde a la crisis y protege la sostenibilidad del negocio hacia adelante”.

En estas nuevas métricas, Bayón destacó una inversión orgánica de entre US$11.000 millones y US$13.000 millones, de los cuales hasta US$3.400 millones serían invertidos este año. Esa cifra, explicó el presidente de Ecopetrol, es similar a la de 2019 y es mayor a la que la que la empresa había anunciado en mayo.

El segundo elemento que destaca del plan de negocio son los niveles de producción esperados por la petrolera, de entre 700.000 y 720.000 barriles de petróleo diario equivalentes. Para llegar a esta cifra, se perforarán 30 pozos, se trabajará en técnicas de recobro mejorado, en el desarrollo de los Proyectos Piloto de Investigación Integral de Yacimientos No Convencionales en Colombia, y se continuarán las inversiones estratégicas en otros países.

Sobre los pilotos de yacimientos no convencionales, Bayón destacó en su carta la expedición de la regulación técnica que hizo el Ministerio de Minas el pasado 7 de julio; y sobre sus inversiones clave fuera del país, resaltó que en este segundo semestre se van a reactivar las actividades en el Permian, en su alianza con Oxy.

El tercer elemento de esta nueva estrategia es mantener los volúmenes transportados en un rango entre 1.000 y 1.025 kbd. El cuarto punto es tener una carga creciente en las refinerías en un rango entre 300 - 380 kbd a 2022; y el quinto elemento que destaca es “un foco continuado en reducir costos y gastos sin afectar la confiabilidad y seguridad de las operaciones, lo que nos permitirá alcanzar ahorros acumulados por $6,5 billones a 2022”.

Impacto fiscal de los resultados
En el Marco Fiscal de Mediano Plazo publicado en junio, el Ministerio de Hacienda reveló que espera que los ingresos fiscales devengados por concepto de los dividendos de Ecopetrol caigan a de cerca de $11 billones en 2019 a $6,5 billones este año (-42,7%).

Para el próximo año, cuando se materialice el efecto de la pandemia en las cuentas nacionales, solo se espera que Ecopetrol le dé unos $638.000 millones a la Nación por cuenta de sus dividendos, lo que sería una caída de 90,3% frente a lo esperado para este año.

“Se estima que las utilidades transferidas desde el Banco de la República pasarán a ser nulas, mientras los dividendos de Ecopetrol permanecen en niveles bajos, como resultado de los reducidos precios del petróleo proyectados entre 2020 y 2022”, explicó el Ministerio en el Marco Fiscal.