jueves, 14 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Este resultado es similar al de febrero, cuando el dato fue de -21%, y es inferior en 22,4 puntos porcentuales al de marzo de 2015. En ese mes se tuvo un registro positivo de 2,3%.  

“La ligera recuperación de la confianza de los consumidores con respecto a febrero obedece a una mejora tanto en el componente de condiciones económicas como en el de expectativas”, señaló el estudio de Fedesarrollo.

Sin embargo, la publicación explicó que este nivel negativo registrado en el primer trimestre del año se debe a un deterioro importante tanto en la percepción acerca de la situación económica del país como de la situación del hogar.

En los resultados del índice desagregados por ciudad se ve una leve recuperación intermensual en cuatro de las cinco ciudades encuestadas, pero un fuerte deterioro en Barranquilla, cuyo índice se ubica en el nivel más bajo desde abril de 2002.

Bogotá, por su parte, tiene el peor dato de confianza, al registrar un índice negativo de 22,9%, seguida de Medellín con 20%, Bucaramanga 19,7%, Barranquilla 17,2% y Cali con 12%. “Frente a febrero, la confianza de los consumidores disminuyó en los estratos alto y medio, mientras que la confianza del estrato bajo exhibió una recuperación, pero se mantuvo en terreno negativo” agregó.

De acuerdo con el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia, es previsible que el aumento de la inflación y la debilidad del peso impacten el poder adquisitivo de las familias. Los analistas consideran que los incrementos en las tasas de interés del Banco de la República, sumados a la expectativa de la reforma tributaria son los factores que llevarían a un menor ritmo en bienes como vivienda, principal locomotora del Gobierno en momentos de desaceleración.