El Ministerio de las TIC expidió el decreto 771 mediante el cual el subsidio de transporte se convertirá en uno de conectividad para quienes trabajan en casa

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los trabajadores colombianos que ahora desarrollan sus labores desde la casa y ganan hasta dos salarios mínimos podrán recibir un nuevo auxilio de conectividad digital. Se trata de la más reciente medida que tomó el Ministerio de las Telecomunicaciones, a través del Decreto 771, mediante el cual se dio la directriz para que los empleadores cambien el subsidio de transporte por esta ayuda económica.

En concreto, el Ministerio informó que será una norma temporal y transitoria mientras está vigente la emergencia sanitaria. A quienes desarrollen su labor en su domicilio y no tengan un contrato explícito de teletrabajo se les podrá dar el auxilio de $102.853, el mismo monto que antes se pagaba en transporte, pero ahora será para cancelar el internet o el plan de datos.

“Es importante aclarar que esto es para el trabajo remoto y no el teletrabajo. El teletrabajo tiene la Ley 1221 del 2008 en la que se rigen todas las políticas del mismo. Estamos ayudando a la ciudadanía para que podamos continuar en nuestras labores en estos tiempos de covid”, explicó Karen Abudinen, ministra de las TIC.

El Gobierno advirtió que el auxilio de conectividad y de transporte no son acumulables. Antes de esta medida los empleadores no estaban cancelando el subsidio de transporte, por lo que ahora se determinó que dicha subsidio ayudará a compensar los mayores gastos en los servicios digitales.

Aunque de fondo no se tienen cálculos sobre cuántos trabajadores cumplen con las condiciones de la norma, cifras del Dane detallan que quienes ganan hasta dos salarios mínimos son 39,8% de la población de ocupados del país. Teniendo en cuenta que en abril esa cifra llegó a 16,5 millones de trabajadores, serían alrededor de 6,5 millones de personas. No obstante, el cálculo no es exacto pues hay diferentes variables en los tipos de contrato, las laborales actuales y el sector económico.

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, destacó que aún no es claro si en lugar de llamarlo subsidio de transporte, le van a cambiar el nombre por subsidio de conectividad. “Hay que entender bien si es simplemente un cambio nominal o que efectivamente sea un cambio que suba el ingreso disponible de las familias para poder pagar más internet o estar mucho mejor conectados”, dijo.

La decisión del Gobierno contempla además que esa medida se implementará desde las pequeñas y medianas, hasta las grandes empresas. Sin embargo, tal y como le advirtió la cartera a LR, se debe diferenciar las modalidades de trabajo actuales. Esto debido a que mientras en el teletrabajo los empleadores garantizan la tecnología, las conexiones, el valor de la energía y los horarios, en el trabajo remoto o en casa se trasladan las labores diarias como una oficina satélite. Es decir, se pactan condiciones distintas entre las partes con remuneraciones, por ejemplo, que van ya sea por horas o por cumplir metas.