La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

El 61% de las empresas en Colombia son informales y el 51% de los empleados también. Esta cifra además se refleja en el comportamiento de la capital del país que representa el 26% del Producto Interno Bruto nacional.

El 47% de las empresas no cumplen con la reglamentación legal en Bogotá y el 42% de los empleados no cumplen con los requisitos de ley. Así lo reveló el director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), Ricardo Ayala.

Es por eso que la Corporación Financiera Internacional, del Banco Mundial, el Gobierno Nacional y en principio, con Bogotá, esperan lograr una cooperación técnica en la simplificación de trámites y el fortalecimiento de la sostenibilidad de las empresas en condiciones de formalidad y promover la cultura amigable del contribuyente especialemente entre la pequeñas y medianas empresas (pyme).

Ayer se firmó el acuerdo con el Ministerio de Hacienda y la Dirección de impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) y hoy se realizará con la Secretaría de Hacienda de Bogotá y la CCB, pues Bogotá es la ciudad económicamente activa más importante de Colombia.

“El acuerdo con el Banco Mundial encaja en la visión del Gobierno Nacional de mejorar la administración tributaria y el recaudo, que pasó de $65 billones en 2010, a $100 billones en la actualidad”, afirmó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Por su parte, el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, sostuvo que la firma del acuerdo ayudará a entender cómo el sistema tributario afecta a los pequeños empresarios y a los pequeños comerciantes y cómo es una de las barreras significativas para la formalización y para el cumplimiento de obligaciones.

En el convenio con el Gobierno Nacional implicará una inversión de US$1,8 millones en dos años con contribuciones de IFC y del Gobierno, apoyadas por los gobiernos de Suiza y Canadá.

La informalidad, explica Ayala tiene que ver con el tamaño de las empresas. En la capital del país el 86% son microempresas, las medianas y pequeñas son el 11% y las grandes son el 1%.

Y además, las compañías que tienen esta situación se identifican por la falta de un registro mercantil, no llevar contabilidad, no pagar impuestos y/o no hacer ajustes a la seguridad social.

“La mayoría de ellas tienen problemas para mantenerse en el mercado (pues no saben como gerenciar una empresa), tienen menos de 3 años, contratan menos de 5 trabajadores y que tienen ingresos inferiores a $3,4 millones o activos inferiores a $300 millones”, aseguró Ayala.

Tres aspectos para lograr formalizar empresas: Cheyne
Alejandro Cheyne, rector de la Fundación Uniempresarial, aseguró que hay tres aspectos en los cuales trabajar para lograr formalizar a las empresas: la formación, pues frecuentemente la informalidad es causada por el desconocimiento de las normas; el acompañamiento, como guía para la aplicación adecuada de la formalización, y gobernanza, pues se requiere de un conjunto de condiciones propicias para desarrollar un proyecto empresarial.

La opinión

Julián Domínguez
Presidente de Confecámaras
“En 2012 se sensibilizaron 68.000 empresas en formalización y se formalizaron 25.500. Este año la meta es superar estas cifras”.