El presidente de Anif, Mauricio Santamaría, señaló en el Seminario Macroeconómico de Anif y Fedesarrollo, que los gastos subirán exponencialmente

Adriana Carolina Leal Acosta

Actualmente el recaudo de  todos los impuestos del país representa 21 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual, según la lectura de Mauricio Santamaría, presidente de Anif, es una cifra significativamente baja frente a las necesidades fiscales que tiene la nación y en comparación con el promedio de la Ocde, que es de 35 puntos del PIB.

De hecho, según destaca Santamaría, en Colombia 20% del impuesto de renta lo pagan las personas naturales y 80%, las empresas. Mientras que en el mundo, la relación es completamente inversa. "Pero si queremos seguir progresando tenemos que pagar un poco más de impuestos", dijo durante su presentación en el Seminario Macroeconómico de Anif y Fedesarrollo.

Frente a este punto, Roberto Junguito, exministro de Hacienda del Gobierno de Álvaro Uribe, estuvo de acuerdo, y afirmó que actualmente "la estructura tributaria en Colombia es al revés ", pero opinó que la reforma tributaria de 2018 ha tenido efectos positivos para contrarrestar esa situación, pues el año pasado el crecimiento de los ingresos fiscales fue de 9,7 % y la reducción del déficit fiscal logró que la cifra llegara a 2,4%. Además de que la regla fiscal se cumplió.

Ambos expertos llamaron la atención en que los gastos van a tender a crecer cada vez más, sobre todo en lo que concierne a salud y pensiones, dado que se tiene que aumentar la cobertura en ambos frentes y la población está aumentando, mientras que la base fiscal no lo hace, de manera suficiente.

De hecho, Santamaría advirtió que solamente los subsidios a las pensiones cuestan alrededor de 6 puntos del PIB, que van solo a 3 millones de pensionados, y esta cifra equivale prácticamente a todo el recaudo actual del IVA. Mientras que solo 25% de los mayores de 60 años tienen pensión en el país.