Así lo pronosticó la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) que, además, señaló que el impacto ya va en $10 billones

Juan Sebastian Amaya

Según el comentario económico de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), la llegada del covid-19 a Colombia y la medida de aislamiento preventivo hasta el 11 de mayo generará una caída en el ingreso de los hogares cercana a $10 billones.

Además, la institución advirtió que esa cifra puede aumentar a cerca de $30 billones, que corresponden a 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, si el aislamiento se amplía hasta junio.

"Por supuesto, esos efectos pueden llegar a ser devastadores si el aislamiento severo continúa, ya que impactan directamente el empleo, la pobreza, el crecimiento y, sobretodo, la capacidad de los hogares más vulnerables de satisfacer sus necesidades más básicas, como la alimentación", explicó Anif.

Para el centro de estudios, las medidas que hasta el momento ha adoptado el para el manejo de la coyuntura son adecuadas porque buscan brindar liquidez a la economía, especialmente a los hogares, proteger la estabilidad de las empresas y, por ende, del empleo.

Sin embargo, Anif advirtió que esas medidas "se han quedado cortas" por la magnitud del problema, por lo que cada vez más se necesitará liquidez y, según la organización, el Gobierno "no está en capacidad de inyectar".

Ante las discusiones sobre la labor de los bancos y las denuncias de dificultad al accedo de financiación por parte de personas y empresas, Anif señaló que, al trabajar con recursos de los depositantes, el sector bancario debe garantizar la seguridad de los depósitos de los hogares y las empresas para que estos estén disponibles en el momento en que se necesiten.

Por ello, catalogó como "populistas" las propuestas de algunos sectores relacionadas con la opción del no pago total de las deudas debido a la coyuntura porque ,de llegar a ocurrir, esto afectaría no solo a la banca, sino a la economía en general.

"El hecho de contar con un sistema financiero sano es un gran activo para el país y, con mayor razón, en la crisis que estamos viviendo a causa de la propagación de la pandemia", analiza el organismo.

En cuanto a la opción de la utilización de los recursos de ahorros pensionales de los colombianos para la financiación de la atención de la pandemia, Anif aseguró que es una medida inconveniente y que generará desconfianza por parte de los afiliados al sistema.

"Preocupa que se ventilen propuestas relacionadas con el uso de los recursos que han acumulado los trabajadores y que se encuentran en sus cuentas individuales de ahorro pensional en las administradoras de pensiones (AFP), para enfrentar el choque desatado por el virus", sentenció el comentario económico.

En conclusión, para Anif, contar con un sistema financiero sano es uno los pilares fundamentales de cualquier economía, incluyendo la colombiana; las propuestas de promover impagos totales de los créditos son una amenaza para los ahorradores; e implementar alguna de estas propuestas podría llevar a Colombia a una crisis financiera.