Establecimientos que saquen las basuras en horarios diferentes a los estipulados tendrían comparendos entre $330.000 y $736.000.

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

A pesar de que el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ofreció nuevamente excusas a la ciudadanía por todos los inconvenientes presentados por la crisis de las basuras, el mandatario aseguró que frente al asunto en realidad "hay un melodramatismo exagerado".

Tras siete días de la entrada en vigencia del nuevo esquema de recolección de basuras en la capital, aún persiste la acumulación en ciertos sectores de la ciudad y las personas continúan presentando quejas a la Alcaldía y la Secretaría de Hábitat.

Las localidades de Usme y San Cristobal han resultado particularmente afectadas por las basuras, y el alcalde aseguró que no se descartan sanciones a los operadores de las zonas donde persisten las quejas. Así mismo, para los establecimientos que no cumplan y saquen las basuras en otros horarios diferentes a los estipulados se anunciaron comparendos entre $330.000 y $736.000.

“Cuando declaramos la emergencia sanitaria no es que haya habido un daño sanitario, era para evitar que se presentara. Tuvimos problemas y he ofrecido disculpas pero hay un melodramatismo exagerado diciendo que la ciudad estaba inundada de basuras y que en cinco días surgieron las ratas de repente”, refirió el mandatario.