El nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo aseguró que se la juega por la iniciativa ‘colombia crece’ que, según él, es el “plan colombia 2.0”

José Manuel Acevedo

La elección del estadounidense Mauricio Claver-Carone como nuevo presidente del Banco Interamericano de desarrollo (BID) generó polémica en algunos países de la región por no ser latino. Sin embargo, el presidente, Iván Duque, respaldó su candidatura y, tras su designación, Claver-Carone agradeció su confianza y aseguró que Colombia será uno de los mayores beneficiarios de los programas del organismo.

Uno de los objetivos del ente multilateral es el proyecto ‘Colombia Crece’ que, según Claver-Carone, será el Plan Colombia 2.0’, por la importancia de las relaciones económicas, políticas y sociales entre Estados Unidos y la Nación.

¿Qué hacer para que EE.UU. ponga mayor atención en Colombia?
Hay una gran oportunidad y Colombia siempre tiene un papel muy importante en lo que es el liderazgo en Latinoamérica y en relación a la política de EE.UU. En la relación del BID con Colombia, este año fue récord para desembolsos, con más de US$1.700 millones y quedan US$1.600 millones todavía.

Colombia está jugando un papel de liderazgo y es un país que ha creado la infraestructura para beneficiarse de los programas que hemos trabajado, por ejemplo, con ProColombia, para que más empresas norteamericanas inviertan en Colombia para el desarrollo digital, la industria, y la economía naranja. Colombia es un modelo, es respetado en EE.UU. y es una prioridad en relaciones políticas, económicas y sociales.

Duque se la jugó por su candidatura, ¿usted se la juega igual por Colombia?
Yo siempre me la he jugado por Colombia esté donde esté y eso lo he demostrado en mis trabajos anteriores, como con el programa ‘Colombia Crece’, que será el próximo paso del ‘Plan Colombia’ para ayudar a las poblaciones más subdesarrolladas y más afectados por la violencia. El BID va a jugar un papel importante y quisiéramos trabajar con la nueva administración para seguir desarrollando el papel de ‘Colombia Crece’, en el cual el DFC y el BID harán una gran inversión y sería el paso para el ‘Plan Colombia 2.0’, que sería una gran oportunidad para el desarrollo económico.

Colombia, debido a sus políticas y al liderazgo del presidente Duque, va a ser uno de los más grandes beneficiarios de todas estas políticas he iniciativas que nos hemos propuesto. Yo también me la juego por todos los países y los miembros del BID.

¿Los gobiernos latinoamericanos lo están haciendo bien en el acceso a la vacuna contra el covid-19?
Es un reto mundial. Latinoamérica y el Caribe es la población que ha sido más afectada porque ha tenido más de 30% de las muertes y tenemos que asegurarnos de que sea prioritaria, pero no solamente en acceso, sino la infraestructura alrededor: transporte y distribución; y asegurarnos de que las poblaciones vulnerables y todo el mundo tenga eventual acceso a la vacuna; eso nos hemos propuesto y hemos estado reprogramando algunos fondos para anunciar un programa especial para ello durante la próxima semana.

LOS CONTRASTES

  • Jaime PumarejoAlcalde de Barranquilla

    “El reto que nos hemos planteado con el BID es cómo hacemos para que podamos seguir soñando en una ciudad que, con base en todos esos logros, se catapulte aún más”.

La deuda de los países de la región aumentó, ¿hay preocupaciones por eso?
Tenemos que asegurarnos de que los países tengan un crecimiento económico agresivo y esas deudas disminuyan basadas en el valor del PIB.
Vamos a enfocarnos en eso, pero también tenemos que asegurarnos en trabajar con los países que se han tenido que endeudar en niveles preocupantes. El BID creó un equipo de consejo sobre deuda, que lidera nuestro presidente de países, Richard Martínez, y queremos asegurarnos de que los países puedan trabajar de una manera anticipada para prevenir lo que se pueda llevar a cabo. Estamos creando ciertas iniciativas para prolongar pagos y generar diferentes formas de mitigar los efectos inmediatos de la deuda.

¿Es posible superar la crisis generada por el covid-19 sin reformas tributarias?
Cada país tiene que llevar a cabo un balance muy cauteloso en el cual busquen incentivar la inversión privada asegurándose de ser más eficaces en la recaudación de impuestos y pagos para poder proveer los servicios sociales necesarios. Al fin y al cabo, nuestro enfoque es la generación de empleos formales, pues eso crea una cancha más grande de personas que puedan pagar sus impuestos.

¿Cuál es el plan del Banco para entregar las ayudas en los países afectados por los huracanes?
Sí. Este ha sido el peor año de huracanes en los últimos 50. Cuatro de los cinco países más afectados por este fenómeno natural están aquí en Latinoamérica y el Caribe. Hemos visto lo que ocurrió en las islas y nos vamos a asegurar de que lo propuesto en recuperación sea mucho mejor que el pasado. En todos los desastres naturales solo 3% de los costos se han proveído para la recuperación, por lo que tenemos que hacerlo mucho mejor.

Otra de las cosas que tenemos que hacer desde el BID, y por primera vez, es crear un fondo para el clima y no tener que usar los fondos globales. Así, ver cómo podemos en estos episodios poder tener acceso a esos fondos, no solo para la prevención, sino para la recuperación. Hemos enviado ayuda para la reconstrucción, pero va a hacer falta mucho más.

¿La asamblea del organismo se hará en Barranquilla?
Absolutamente. El alcalde estuvo en Washington y yo le di mi palabra de que vamos a llevar, de una manera u otra, la reunión del BID en Barranquilla. Yo estaré en Barranquilla en marzo y ojalá directores y gobernadores puedan participar. Tendremos una reunión productiva y presentaremos propuestas como el fondo del clima.