El alcalde, Jaime Pumarejo, habría tomado la decisión por el aumento de casos de covid-19 las últimas semanas en la ciudad

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Barranquilla se une a las medidas de prevención para evitar la propagación del covid-19 durante fin de año y decreta toque de queda y ley seca para Navidad y año nuevo.

El alcalde, Jaime Pumarejo comentó que la decisión se tomó como respuesta al aumento de casos de covid-19 en la ciudad durante las últimas semanas. Asimismo, le reiteró a los ciudadanos la importancia de cumplir con los protocolos de bioseguridad.

"Insistimos: evitemos las reuniones familiares sin medidas de bioseguridad. No es momento de celebrar con las personas que no convivimos, sino con nuestro núcleo familiar de todo el año, de máximo 10 personas”, señaló Pumarejo.

Con la nueva disposición, las noches del 24 y 25 de diciembre el toque de queda irá de 11:00pm hasta las seis de la mañana. Aplicará el mismo horario para el primero y 2 de enero.

“En tu casa, en el seno de tu hogar, decides tú. La medida más importante no la tomo yo ni las toma el presidente, sino que depende de cada uno de nosotros, porque no podemos entrar a sus hogares y tomar decisiones ajenas", concluyó el alcalde.