.

Se cumplen 100 años de la Misión Kemmerer que dio origen al Banco de la República

martes, 23 de mayo de 2023

Esta misión dio paso a la creación de entidades que son relevantes a día de hoy: el Banco de la República, la Contraloría General y la Superintendencia bancaria

La Misión Kemmerer fue un estudio de la realidad económica colombiana que originó su nombre en el profesor Edwin Walter Kemmerer, quien lideró el grupo de expertos estadounidenses que reunió recomendaciones para la el sistema colombiano de la época.

El proceso dio como resultado la creación de tres entidades: el Banco de la República, la Contraloría General de la República y la Superintendencia Bancaria, que a día de hoy es la Superintendencia Financiera.

Para llegar a eso, hay que remontar la historia a lo que fue el pago de la indemnización de Estados Unidos a Colombia por US$25 millones en 1914 por Panamá, monto que, en parte, se utilizó para la contratación de la Misión en 1923. “Los estadounidenses nos dieron dinero de la indemnización y lo aprovechamos para contratar una misión que nos dijo cómo gastar nuestra plata”, explica Wilson Pabón, doctor en historia y docente universitario.

A inicios de 1923, el presidente del momento, Pedro Nel Ospina, encargó al entonces ministro de Colombia en Washington, Enrique Olaya Herrera, quien más adelante se convertiría en presidente para contratar la Segunda Misión Kemmerer en 1930, concretar los detalles de la visita de la Misión en Colombia.

Pero, ¿por qué Colombia estaba buscando ayuda? Además de la crisis financiera de los 20, Salomón Kalmanovitz, economista e historiador, explica que “la misión tuvo que actuar de urgencia frente a una crisis financiera que llevó a la quiebra del Banco López, uno de los mas grandes del país en 1922”.

El experto relata que el extinto banco era propiedad de Pedro López, padre de Alfonso López Pumarejo, quien sería presidente del país en los años treinta (1934-1938) y nuevamente en 1942.

Sin embargo, Estados Unidos tenía los ojos sobre Latinoamérica, pues desde antes estaba visitando la región. De hecho, el grupo de cinco expertos estuvo en México en 1917, en Guatemala en 1919 y luego en Colombia en 1923, pero luego la gira se extendió, llegaron a Chile en 1925, a Ecuador en 1926, a Bolivia en 1927 y a Perú en 1931.

LOS CONTRASTES

  • Beethoven HerreraMBA en economía y docente

    “Que tantos países de América hayan tenido fracaso con sus monedas significa un fracaso macroeconómico, emisión desordenada o mal manejo de la inflación”.

  • Salomón KalmanovitzEconomista e historiador

    “La Misión Kemmerer estableció los principios de la banca central moderna en el país y desarrolló las funciones de dar solidez y estabilidad a la moneda y al crédito”.

De un total de 10 recomendaciones hechas por la Misión, similares a las hechas para otros países de la región, se acogieron ocho. En julio de 1923, se creó el Banco de la República por medio de la Ley 25. Así mismo, la Ley 45 originó la Superintendencia Bancaria y de la Ley 42 nació la Organización de la contabilidad oficial y creación del Departamento de Contraloría.

Adicionalmente, se creó la ley del impuesto de renta, la ley del timbre nacional y la ley sobre la fuerza restrictiva del Presupuesto, limitando el gasto del Congreso y dejándolo en manos del Ejecutivo.

“La misión estableció los principios de la banca central moderna en el país y desarrolló las funciones de dar solidez y estabilidad a la moneda y al crédito mediante políticas cuidadosas de emisión y de supervisión de la solidez del sistema bancario de la época”, narra Kalmanovitz.

Beethoven Herrera Valencia, MBA en economía y docente, resalta que en retrospectiva Colombia ha mantenido su moneda en el tiempo. “Hay que decir que, por ejemplo, en Ecuador han adoptado el dólar; en Venezuela ya no circula el Bolívar (pese a ser la moneda oficial), usan el dólar; en El Salvador usan el dólar. En Argentina, Brasil, Bolivia y Perú se encuentra que sus monedas han muerto y han nacido unas nuevas”, destaca el experto.

Y en esa línea, “que tantos países de América hayan tenido fracaso con sus monedas significa un fracaso macroeconómico, emisión desordenada, inestabilidad o mal manejo de la inflación”, explica.

Entonces, como conclusión, Herrera resalta que “Colombia es un país con más estabilidad, excesivamente monetarista y con alto nivel de desigualdad, pero a nivel de precios, tipo de cambio, servicio de deuda externa y manejo de la moneda es un poco más estable que sus vecinos”.

Pero Kalmanovitz difiere, “se fueron relajando los controles sobre el Banco Central al no contar con una Junta Directiva independiente”, pero a su vez reconoce que ha sido una moneda más estable que las de algunos países de la región.

Así se han transformado las entidades que se crearon

La creación del Banco de la República dio paso a una estabilidad financiera para el país. El Emisor se organizó como sociedad anónima con un capital de $10 millones oro de la época, de ese monto, 50% era un aporte del Gobierno y la otra mitad fue aportada por bancos comerciales nacionales, extranjeros y algunos particulares.

A la entidad se le adjudicó la facultad para actuar como prestamista de última instancia , administrar las reservas internacionales del país, y actuar como banquero del Gobierno.

“Hasta la Constituyente de 1991, el Banco tenía una doble función: emitía los billetes y las monedas y, por otra parte, tenía líneas crediticias, pero se decidió que no era bueno que este inmiscuyera en actividades particulares y suspendió eso, de modo que nació Bancoldex como financiador de las exportaciones, un banco de origen público, que opera independiente al banco central y no es propiedad de este”, explica Herrera.

La Contraloría, producto de la Misión Kemmerer, elevó su rango constitucional en la reforma de 1945, una orientación que también se alineó con las ideas de Kemmerer. En 1968 se aumentó cuatro veces el periodo del contralor y en 1991 se estableció que las funciones s centrales de la Contraloría serían la vigilancia del uso de los recursos del erario

En la entrada de la sala de reuniones de la Superintendencia Financiera, nombre evolucionado de la Superintendencia Bancaria, hay una foto de Edwin Walter Kemmerer. Al lado, hay una copia original de informe presentado por la Misión con la propuesta del proyecto de ley fechada el 7 de junio de 1923.

El historiador Pabón resalta que el Banco se ha fortalecido con el tiempo y ha funcionado bien en términos generales. “La Contraloría es supremamente necesaria, pero también se ha visto en una cantidad de denuncias, sobornos y corrupción enormes”.

Herrera coincide y recuerda que “Colombia tiene un récord de varios contralores que fueron presos, por ejemplo, Aníbal Martínez Zuleta, Jorge Enrique Escallón Ordoñez, Rodolfo González García, Francisco Becerra, entre otros”.

‘Money Doctor’ era el apodo del líder

Edwin Walter Kemmerer nació en Seranton, Pennsylvania, Estados Unidos, el 29 de junio de 1875. Se graduó de la Universidad Wesleyana en Middletown e hizo un doctorado en la Universidad de Cornell. A los 28 años fue nombrado como asesor financiero de la Comisión filipino estadounidense y más adelante, se convirtió en docente en la Universidad de Princeton. Su apodo era ‘Money Doctor’ por su talento financiero. Los acompañantes del pionero en la Misión Kemmerer fueron H. M. Jefferson, Fred Rogers Fairchild, Thomas Russell Lill y Frederick Bliss Luquiens.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Hacienda 20/02/2024 "Lo estratégico se mantendrá, pero si no hay obras, se redireccionarán los recursos"

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, entregó detalles sobre borrador de decreto para que Petro apruebe proyectos futuros

Hacienda 21/02/2024 Gobierno podría cambiar vigencias futuras en las obras que no muestren avances

Minhacienda entregó detalles sobre proyecto que entregaría facultades a Petro y que puede modificar entrega de recursos

Hacienda 19/02/2024 Riesgos para sector privado incluyen la infraestructura vial y la concentración industrial

Vichada, Cauca y Chocó destacan como los departamentos con mayor riesgo, mientras que destacan Quindio, Bogotá y Risaralda