Más agilidad en la aprobación de licencias y mayores incentivos a la realización de proyectos renovables son retos que tiene la entidad

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) ha venido poniendo en marcha una serie de planes que le apuntan a modernizar los procesos e impactar de forma positiva la relación de la entidad con los diferentes sectores. Después la renuncia de Rodrigo Suárez a la dirección de la entidad, quedan 28 solicitudes aprobadas y varios retos en materia de agilidad en procesos de licenciamiento.

Para Alejandro Castañeda, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras, “hay que resaltar el esfuerzo que ha hecho la entidad durante los dos últimos años por recuperar la confianza de los sectores, lo que permitió la creación de agendas conjuntas con el fin de mejorar los procedimientos, procesos y comunicación”.

Sin embargo, Castañeda aseguró que aún son muchos los retos que quedan de cara a la transformación de la entidad; por ejemplo, “desde el punto de vista del licenciamiento es necesario hacer más cortos los tiempos de consulta pues aún se presentan cuellos de botella, al igual que agilizar los procesos de consultas previas y destrabar la revisión de los planes de manejo ambiental propuestos por las diferentes entidades”, dijo.