El objetivo de ese decreto no es criminalizar a los ciudadanos, sino que se apliquen sanciones administrativas y se efectúen las incautaciones de sustancias prohibidas

Colprensa

Horas después de que la Corte Constitucional tumbara apartes de dos artículos del Código de Policía permitiendo así el consumo de alcohol y drogas en espacios públicos, el presidente Iván Duque afirmó que acatará la decisión, pero hizo énfasis en que mantendrá la vigencia del decreto que se emitió y que faculta a las autoridades para sancionar e incautar sustancias sicoactivas a quienes consuman en la calle.

Duque aseguró que el objetivo de ese decreto no es criminalizar a los ciudadanos, sino que se apliquen sanciones administrativas y se efectúen las incautaciones de sustancias prohibidas, con el fin de “liberar a nuestras calles y nuestras comunidades” de ese flagelo.

El Presidente explicó que el decreto está basado en multiplicidad de normas, muchas de las cuales no fueron mencionadas en el comunicado emitido por la Corte Constitucional para explicar su decisión.

“Nosotros seguiremos aplicando las normas”, sobre todo, “en virtud de un principio constitucional contemplado en el artículo 44, según el cual los derechos de los niños están por encima de los derechos de todos los ciudadanos”, aseguró durante la ceremonia de ascensos de generales y subtenientes en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova.

Duque insistió en que su objetivo es el de proteger a la familia.

“Como Presidente de la República me he preocupado siempre por la familia colombiana, por los niños de nuestro país”, y añadió que “nosotros no podemos seguir viendo que, en muchos lugares del territorio, llegan los jíbaros y se ubican cerca de los entornos escolares o en los parques para inducir a nuestros hijos a que entren en el camino de las drogas y, por esa vía, terminen también en las tentaciones perversas de la criminalidad".