Afinia, nuevo operador del servicio de energía en la región, señaló que construirá 10 nuevas subestaciones y fortalecerá la red de medidores

Juan Sebastian Amaya

La nueva gerente de Afinia, empresa filial del Grupo EPM, Blanca Liliana Arroyave, manifestó que el plan de inversión de la compañía para la distribución de energía en la Costa Caribe durante los primeros 10 años será de $10 billones y el objetivo es mejorar la red de infraestructura.

"El Grupo EPM está complacido de prestar este servicio. Afinia pasa a ser la quinte filial a nivel nacional y la octava a nivel Latinoamericano y es un reto muy grande. Tenemos un plan de trabajo muy estructurado y un plan de inversiones de cerca de $10 billones, que es muy robusto y orientado a ampliar la infraestructura, no puede suceder que siga tienen problemas por falta de infraestructura y tenemos que garantizar una mejora en el sistema y que la red no sea tan vulnerable", puntualizó.

Además, detalló que ese plan busca la construcción de 10 subestaciones adicionales, la ampliación de 84 circuitos de transmisión, la incorporación de 13.000 transformadores de distribución, la reposición de 20% de la red de distribución y un centro de control nuevo.

"Es muy importante fortalecer todo el tema técnico de operación y mantenimiento de la distribución y tenemos al instalación de muchos equipos para disminuir la fallas en la prestación del servicio y la atención en el menor tiempo posible. Hay que intensificar bastante el trabajo", agregó.

En materia comercial, Arroyave señaló que la tarea es regularizar todo el proceso del ciclo regular y que los usuarios no continúen con mayores quejas sobre la no instalación de medidores, que se les facture incorrectamente o que no se les responda los reclamos.

Finalmente, resaltó que Afinia recibió 1.084 empleados de Electricaribe, de los cuales 436 eran temporales y la compañía los vinculó directamente.

"Hemos encontrado un personal dispuesto y talentoso, vamos a trabajar con ese mismo personal", comentó.

"No nos equivocamos en que esta decisión es absolutamente trascendental para el país porque esta región es estratégica y la demanda eléctrica del Caribe representa 25% del total nacional y había que solucionar este problema de manera estructural", concluyó.