En Inside LR, el jefe del Ministerio Público hace un balance de sus dos años de gestión. Habla de los casos más emblemáticos de corrupción y da las claves para castigar a los corruptos.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El castigo moral y disciplinario a todos aquellos implicados en casos de corrupción como la Triple A u Odebrecht en Colombia y América Latina no es suficiente para amortiguar los billones de pesos que año a año le quita este flagelo al país. Eso cree el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, quien, tras un poco más de dos años a cargo del Ministerio Público, explica que la mejor fórmula para acabar con este vicio es tocándole el bolsillo a los corruptos.

El funcionario hace un balance sobre los casos más coyunturales y asegura que hoy Colombia pasó de carteles del narcotráfico a los de corrupción.

Acaba de cumplir dos años al frente de la Procuraduría General de la Nación,¿cuál es el balance de su gestión?

Hay mucho para mostrar, a veces las cifras son aburridas, pero dicen mucho. Tenemos tres funciones misionales: la parte preventiva, que es el evitar, el impedir y el no dejar que se cocinen hechos de corrupción; la segunda gran función es la intervención; y termino con lo disciplinario (...) Hoy la Procuraduría no representa los intereses del Estado, hoy yo defiendo los intereses de la sociedad. Y, ahí, las cifras son contundentes: más de 3.240 fallos disciplinarios, 1.306 pliegos de cargos y más de 29.000 investigaciones.

¿Cuánto dinero representa la corrupción para Colombia?

Las cifras son dramáticas y oscilan entre 4% y 6% del PIB. Dentro de las investigaciones de la Procuraduría hemos establecido que son alrededor de $50 billones al año y eso que es poco la corrupción conocida.

ODEBRECHT

La Procuraduría ganó una acción popular que obliga a Odebrecht a resarcir a la Nación con US$260 millones, ¿se contemplan nuevas acciones en este caso?

Es un proceso que sigue su curso. Esa decisión fue apelada por los afectados, pero hay que decir que esa decisión tiene un contenido histórico. En América Latina nunca el poder judicial le había puesto una indemnización de ese tamaño a esa compañía y, como todo el mundo lo sabe, era el motor de corrupción más grande a nivel de infraestructura en la región (….) Odebrecht quiso entregar $11 billones, después subió a $20 billones y a $30 billones, pero todas esas sumas son un chiste e irrisorias. Esos US$260 millones no son negociables.

¿Una vez pagan estas multas podrían volver a contratar con el Estado?

Se necesita que haya reparación, indemnización y no repetición. Y yo creo que eso es muy difícil conseguirlo en el corto plazo.

La Procuraduría envió una carta al Departamento de Justicia de EE.UU. donde pide que se les exija a los brasileros decir toda la verdad en el caso Odebrecht, ¿qué respuesta obtuvieron?

Sí, nosotros estamos convencidos que hay verdades a medias. Estamos insistiendo que acá no hubo lealtad, y queremos saber eso: la verdad.

José Elías Melo aseguró no conocer el soborno que Odebrecht le pagó al exviceministro Gabriel García, ¿podría salir airoso de este proceso?

Yo creo que lo importante es que se esclarezca ese tipo de responsabilidades. Como les decía: en el caso de la Ruta del Sol II, lo que es claro es que la ruta disciplinaria está encaminada a esclarecer todo lo sucedido.

¿Cuántos funcionarios y gerentes en total cree la Procuraduría que están involucrados en el caso de Odebrecht?

Son muchos. Más de lo que uno se imagina. Es difícil establecer un número porque se ha visto que cada vez salen más nombres en este cuento.

TRIPLE A

¿Cuál es el estado real de las investigaciones en el caso de Triple A?

En el caso particular, la Procuraduría interpuso una acción popular, y es a través de acciones populares que hemos logrado indemnizaciones de este calibre (…) Acá lo importante es la recuperación de los US$80 millones.

LOS CONTRASTES

  • Jairo EspejoDirector de infraestructura de Aciem

    "Los casos de corrupción han minado la confianza de los inversionistas en estos proyectos. Es un flagelo que se debe seguir combatiendo”.

A eso asciende la desviación de recursos en ese caso...

Sí, a US$80 millones.

La Procuraduría abrió investigación contra el empresario español, Edmundo Rodríguez, ¿cuáles han sido los avances en este caso?

El proceso disciplinario sigue, pero en el caso de ese empresario necesitamos más elementos en la conversación judicial. Es un proceso vigente.

MEDIMÁS

¿Cuáles son los motivos que los llevaron a asegurar que la venta de Medimás a Dbms no es viable?

Lo que nos preocupa es la falta de acreditamiento de experiencia en la atención de salud (...) Lo único que ha pedido la Procuraduría es total transparencia en esa negociación, y que las deudas que alcanzan a $2 billones se sanen.

HIDROITUANGO

¿Están investigando a Camargo Correa por el caso de Hidroituango?

Tenemos una indagación genérica en el caso de Hidroituango. Nuestra gran preocupación son las poblaciones que eventualmente se verían afectadas, por cualquier tipo de insuceso, en relación con la represa. Por eso, estamos avanzando en una indagación preliminar.

¿Se podría mover Valdivia, que es uno de los pueblos más sensibles en Hidroituango?

Lo mejor es hablar con la comunidad. Si hay razones de fuerza mayor habrá que tomar una decisión unilateral, esto no puede terminar mal.

En Colombia parecen estar de moda los carteles, ¿cuáles son las acciones en esta materia?

Total. Parte de nuestro gran balance es nuestra lucha contra los carteles. Desmontamos el de ciencia y tecnología, chatarra, volteo de tierras, neurorrehabilitación, hemofilia, embargos y VIH. Yo he dicho que pasamos de carteles del narcotráfico a los carteles de la corrupción

¿Cuál es la fórmula para acabar con la corrupción?

Hay que dar resultados, y no solo desde el punto vista de las sanciones disciplinarias o penales, sino también tocarles el bolsillo a los corruptos.