• Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

El panorama para la Refinería de Cartagena (Reficar) no acaba de aclararse cuando le salen más trabas a los avances de su modernización.

A los problemas por los sobrecostos, atrasos y la auditoría que realiza la Contraloría, se suma el paro de más de 10.000 trabajadores de CB&I, la principal contratista encargada de ejecutar las obras de la refinería, que se espera estará lista a finales del tercer trimestre del próximo año.

Pese a esto, parece ser que dicha fecha podría aplazarse nuevamente, puesto que los trabajadores estiman una cuota inicial de 60 días para la huelga, de acuerdo con lo estipulado por la ley.

Así lo señaló Rodolfo Vecino, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO), que representa a los empleados del sector petrolero. “Es un periodo al que tenemos derecho por ley, pero esperamos llegar a algún acuerdo con los dirigentes de las empresas (Ecopetrol, Reficar y CB&I). De no ser así, el paro se extenderá hasta que se concrete algún acuerdo”, sostuvo el dirigente gremial.

Pero cabe recordar que esta no es la primera vez que la compañía tiene inconvenientes con las huelgas de los trabajadores, pues entre 2012 y lo corrido del año se han presentado manifestaciones que, inclusive, han dejado varios heridos. Como consecuencia de eso, de “la baja productividad de la mano de obra local y la temporada de lluvias entre 2010 y 2011, incluso más allá del comportamiento histórico”, según señaló la empresa, el proyecto ya tiene nueve meses de retraso.

En cuanto a algunas de las razones que llevaron a la huelga, en esta ocasión, como en las anteriores, los empleados exigen que la empresa acceda en dos puntos: el reconocimiento y nivelación de los salarios de los trabajadores locales, ante el de los extranjeros (a quienes se les pagaría más y estarían menos preparados) y el reconocimiento de la USO como representante de los trabajadores de la compañía.

Por un lado, frente al tema de los salarios, la compañía ofreció subirlos entre 23% y 100%, dependiendo de la especialidad del trabajador. Y aunque no es una propuesta poco atractiva, Vecino señala que antes de dicho movimiento, es necesario que la compañía primero reconozca los salarios correspondientes a cada trabajador y luego sí se hagan los aumentos.

Adicionalmente, supo LR, a esto se suma que por cada día de paro, la empresa dejaría de cancelar unos $4.000 millones en sueldos.

Otros sectores podrían sumarse
Aunque la economía acaba de salir de su hora negra gracias al paro nacional agrario, al que se sumaron mineros, camiones y Fecode, parece que esta vez le tocó el turno al sector petrolero.

Esto, ya que Vecino señaló que tanto los trabajadores de Reficar, como los de Ecopetrol, podrían sumarse al paro en los próximos días.

Otros conflictos
Como es sabido, el drama de Reficar se profundiza por problemas debido a los sobrecostos en la obra. El proyecto, que inicialmente estimaba una inversión de US$3.400 millones, superó la cifra con creces. Según dio a conocer la empresa, “a julio 31 de 2013 se han invertido US$4.460 millones, de un presupuesto total de US$6.467 millones, sin contingencias”. Pese a esto, señaló Vecino, la Contraloría estima que el monto total ya se aproxima a los US$7.000 millones.

Desde allí, Ana María Silva, contralora encargada de Minas y Energía, y quien lidera la auditoría, manifestó que han estado atentos a las quejas que se han recibido desde ambas partes. Pese a esto, dio a conocer que han tenido inconvenientes en el proceso. “Hace dos semanas fuimos a la empresa y ni siquiera había alguien que nos atendiera por los paros. Pero Reficar ha sido muy colaborador en el proceso”.

Para retomar la agenda, Silva dio a conocer que pensaban viajar dentro de dos semanas a la empresa. “Está complicada la situación con el paro, así que por hoy estamos dejando que se instale para ver cómo avanza. El lunes me comunicaré con las directivas de Reficar, para intentar avanzar con el trabajo”, agregó.

El potencial que la modernización daría al sector
Es preocupante para el sector que una vez más se detengan los avances en la modernización porque, con el proyecto, Reficar podrá duplicar su capacidad de procesamiento de crudo. De los 85.000 barriles diarios que se procesan actualmente, la refinería llegaría a unos 165.000 unidades. Esto, no solo aumentaría la capacidad exportadora del país, sino que optimizaría los rendimientos del sector. Por supuesto, a este escenario también se une la expectativa de la modernización de la refinería en Barrancabermeja, que está a la espera de una licencia de la Anla.

Las opiniones

Rodolfo Vecino
Presidente de la USO

“Para la huelga, legalmente, tenemos derecho a 60 días, en los que esperamos solucionarlo y llegar a un acuerdo. También, esperamos que las directivas de CBI, Reficar y Ecopetrol atiendan a la urgencia de esta situación”.

Ana María Silva
Contralora delegada de Minas y Energía

“Teníamos previsto viajar dentro dos semanas, pero con el paro no sabemos si podremos hacerlo. El lunes me comunicaré con las directivas de Reficar para intentar avanzar con el trabajo”.