miércoles, 28 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Adriana María Serrano

Luego de los desmanes del pasado martes en Facatativá que obligaron a las autoridades a llamar a un toque de queda, la capital colombiana en el décimo día de paro amaneció con nuevas vías bloqueadas: La Calera y La Caro.

La carretera de La Calera fue bloqueada por cinco tractomulas, que al parecer fueron obligadas por motorizados armados que los habrían amenazado de muerte si movilizaban sus vehículos y les pincharon las llantas. Pese a que la carretera fue recientemente desbloqueada por la Policía, y se mantenía un paso restringido hacia Bogotá por seguridad, la carretera fue nuevamente bloqueada. 
 
Igualmente, la Autopista Norte, a la altura de La Caro en Chía, amaneció bloqueada. Asimismo, se informó que la vía Facatativá-Bogotá fue habilitada por acciones de la Fuerza Pública. 
 
Los bloqueos se extienden a Santander, donde la carretera entre Bucaramanga y Cucutá se encuentra taponada en el municipio de Berlín. La misma situación se vive en Neiva, Risaralda, Caldas y Boyacá.