• Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

La declaración de Panamá como paraíso fiscal no cayó bien entre el Ejecutivo ni los empresarios del país vecino.

Ante la decisión, el gobierno de Juan Carlos Varela ratificó que no están dispuestos a firmar un convenio de intercambio de información tributaria amplio y por el contrario evaluarán medidas contra la discriminación. Con esto, se podrían esperar retaliaciones contra las 150 empresas nacionales con presencia en Panamá.

Colombia quiere rastrear los dineros de empresas y personas naturales en el exterior, aumentar la fiscalización y que así los activos fuera del país comiencen a pagar impuestos, para ayudar a tapar el hueco fiscal. La Dian no tiene datos claros de cuánto es la inversión de nacionales en ese país, precisamente porque el tema de la información ha sido una de las principales discusiones binacionales. Gustavo Cote, exdirector de la entidad, manifestó que teniendo en cuenta que según la información oficial, la inversión directa en Panamá representó 41,8% del total el año pasado (US$3.202 millones), los dineros allí pueden ser “superiores, pues lo que se asume es que Panamá por su condición real de paraíso fiscal se utiliza para ocultar operaciones que deben tributar en Colombia”.

Precisamente, por esto es que el Gobierno Nacional está presionando para firmar un acuerdo de intercambio de información amplio, a lo que el país vecino ha dicho que no. En un comunicado, la Cancillería panameña manifestó que “no pueden ser forzados a negociar acuerdos bilaterales, bajo la amenaza de imposición de un trato discriminatorio” y “trabajan coordinadamente para implementar las medidas aplicables a países que discriminan contra Panamá”.

El presidente de la Asociación Bancaria del país vecino, Carlos Troetsch, dijo que todas las empresas privadas están pidiendo que ante la “lamentable” acción de Colombia, se tomen medidas retaliatorias del mismo calado que las tomadas en el decreto expedido ayer.

Con esta medida, no solo subirían los impuestos para las 150 empresas colombianas radicadas en Panamá, como Bancolombia, EMP, ISA, Conalvías, etc., sino para las inversiones directas en Colombia.

Moisés Cohen, presidente de Capital Bank, manifestó que Colombia no le dio tiempo al nuevo gobierno de su país para tomar una decisión, pues hasta ahora los ministros llevan tres meses en su puesto. “La decisión es un ataque de Colombia y seguramente se tomarán medidas que van a afectar las empresas colombianas”.

La Cancillería aún está evaluando las determinaciones a tomar. Isabel Saint Malo, vicepresidente de Panamá, dijo a la agencia ANPanamá, que en este momento todo está sobre la mesa y se va a evaluar la respuesta a Colombia consultándola con todos los actores nacionales y se espera que en diciembre se tome una decisión.

Indicó que hubo acercamientos las semanas anteriores sobre el tipo de acuerdo de intercambio al que se podía llegar, e incluso se dieron opciones, pero de ninguna manera están listos para firmar un tratado sin restricciones.

Afectación en el comercio
La declaración de un país como paraíso fiscal tiene cinco implicaciones fundamentales. En primer lugar, todos los giros que hagan personas desde Colombia a esas naciones tendrán una retención de 33% y no de 10%. Pedro Sarmiento, socio Director de la División de Impuestos y Legal de Deloitte, manifestó que hay implicaciones complejas como que “las importaciones que se hagan de un paraíso tendrán una retención de 33%”.

En segundo lugar, los pagos que realicen los contribuyentes nacionales no pueden ser deducidos del impuesto a la renta como gasto, por lo que el pago de este impuesto se subiría.

Tercero, si un colombiano saca dinero en una inversión de portafolio actualmente paga 14%, sin embargo, si se hace a un paraíso fiscal será de 25%.

Cuarto, todas las operaciones que se hagan desde Panamá estarán sometidas al régimen de precios de transferencia y finalmente, los colombianos con residencia en un paraíso, serán considerados como residentes fiscales colombianos y, por lo tanto, estarán sometidos a impuesto sobre la renta sobre sus rentas de fuente mundial.

Eduardo Cristo, presidente de la Cámara Colombo-Panameña, manifestó que no solo se va a afectar la inversión en ambas vías, sino el comercio, que de por sí no ha tenido un buen avance porque no se ha firmado el TLC, el cual también estaba condicionado al intercambio de información tributaria.

Entre enero y julio, las exportaciones a Panamá alcanzaron los US$2.385,2 millones, mientras que las importaciones se ubicaron en US$32,6 millones.

El presidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, calificó como lamentable la inclusión de Panamá en la lista y señaló que “se trata de una medida altamente inconveniente desde el punto de vista económico y político”, por lo que espera que el Gobierno nacional recapacite sobre la decisión.

De acuerdo con el decreto 2193, por el cual Colombia declara a Panamá como paraíso fiscal, una vez este país firme el acuerdo de intercambio de información, será sacado de la lista, y no se tendrá que esperar un año para hacer su revisión.

El presidente del Grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento, dijo que puntualmente para su compañías están cubiertos ante esta situación.

Los efectos del Decreto comenzarán a sentirse desde el primero de enero de 2015. Cote cuestionó el hecho de que se esté tramitado una reforma tributaria en la que se aumenten los impuestos y por el otro que se le dé un año libre para los evasores en Panamá, pues las declaraciones de estos impuestos se darán hasta 2016.

Por ahora, las conversaciones entre los dos Gobiernos se mantendrán hasta llegar a un acuerdo.

Acercamiento entre los Ministros de Hacienda
Al cierre de esta edición se informó que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el de economía de Panamá, Dulcidio de la Guardia, tendrían un acercamiento al cierre de la Cumbre de Ministros de Hacienda de las Américas y el Caribe, que se celebra en Washington. En el decreto expedido ayer, el Gobierno Colombiano incluyó en la lista de paraísos fiscales a Barbados, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar.

Las opiniones

Carlos Raúl Yepes
Presidente de Bancolombia

“Se trata de una medida altamente inconveniente desde el punto de vista económico y político, más aún entre dos países hermanos que han sido tradicionalmente amigos”.

Carlos Troetsch
Presidente de la Asociación Bancaria de Panamá

“La empresa privada y los panameños en general, ante la acción de Colombia, están pidiendo que se responda con medidas de retaliación, similares a las tomadas por ese Gobierno”.