Cierre de brechas y exploración de Yacimientos No Convencionales son algunos temas incluidos en el acuerdo.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

En el marco del la Cumbre Concordia para las Américas 2019, el presidente de la República, Iván Duque, y la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, firmaron con el secretario de Energía de los Estados Unidos, Rick Perry, un memorando de entendimiento con con el fin de establecer un marco de cooperación en asuntos energéticos entre ambos países.

En el acuerdo se estableció una serie de actividades de cooperación como la prestación de asistencia técnica, el intercambio de conocimientos e información y el ofrecimiento de capacitación y servicios,  los cuales buscan impulsar, principalmente, la transformación energética.

"Este esfuerzo se hace combinando diferentes tecnologías, que van desde las tradicionales hasta las no convencionales. También tiene que ver con la de instrumentos tecnológicos para hacer más beneficioso el mercado de energía. Hay una larga relación bilateral en materia energética que se fortalece con este memorando energético", explicó Duque.

La ministra de Minas y Energía destacó, por su parte, que este acuerdo también generará que se cierre esa brecha de acceso a la energía. "La seguridad energética y la independencia energética son temas fundamentales para el Gobierno Nacional", aseguró Suárez.

De acuerdo con dicha cartera, en el memorando se consignan las siguientes áreas de cooperación:

- Análisis de funcionamiento del mercado eléctrico e iniciativas de modernización.

- Iniciativas de eficiencia energética, tales como aplicaciones industriales y respuesta a la demanda.

- Electricidad en zonas no interconectadas e iniciativas para el mejoramiento de la cobertura y calidad eléctrica.

- Fortalecimiento de la resiliencia y confiabilidad de los canales de abastecimiento y el sistema de distribución eléctrica ante contingencias.

- Integración y uso de fuentes de energía distribuida y planeación de fuentes integradas conexas.

- Desarrollo de redes “renovables plus”, incluyendo la generación de energía renovable, el almacenamiento energético y la generación de energía térmica.

- Iniciativas de digitalización y descentralización del sector eléctrico.

- Asistencia en subastas de energía, incluidos los requisitos de precalificación.

- Cooperación en tecnologías emergentes que se aplican al mercado energético, como la inteligencia artificial, internet de las cosas, los macrodatos y la cadena de bloques, entre otros.

- Cooperación en ciberseguridad, incluidas las asociaciones público-privadas sobre mejores prácticas.

- Recobro mejorado de hidrocarburos (EOR, por sus siglas en inglés), incluidas las mejores prácticas.

- Yacimientos no convencionales de hidrocarburos, incluido el fomento de las mejores prácticas para su desarrollo.

- Desarrollo de los yacimientos de hidrocarburos en alta mar, como el despliegue de tecnología.

- Desarrollo del mercado de transporte eléctrico, incluidos los requisitos técnicos de las instalaciones de carga de los vehículos y los modelos de operación comercial.

Es importante aclarar que en el acuerdo se  precisa que el Departamento de Energía de los Estados Unidos de América y el Ministerio de Minas y Energía de la República de Colombia, están guiados por el deseo mutuo de promover el desarrollo responsable de los recursos naturales, fomentar la inversión y el desarrollo económico en los sectores energéticos de sus respectivos países y en los mercados energéticos regionales y mundiales, así como salvaguardar a sus ciudadanos y su medio ambiente.

Asimismo, se destaca la importancia que los Estados Unidos y Colombia conceden a los principios de seguridad energética y crecimiento económico, así como al acceso a un suministro de energía eficiente, confiable y sostenible