La compañía aérea no recibe ingresos desde hace meses debido a la congelación de los vuelos internacionales y nacionales

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Después del anuncio que hizo Avianca el pasado 24 de junio sobre las nuevas alternativas de licencias y retiros de sus empleados, en el que se incluían licencias no remuneradas de largo plazo, un plan de retiro voluntario a quienes tienen contrato a término fijo y la no renovación de contratos, han sido múltiples las críticas.

La cifra de los afectados con la decisión anunciada por Avianca Holdings llega a los 3.500 trabajadores según información de la empresa que en medio de la crisis por la pandemia no está teniendo ingresos.

“Pese a nuestra intención original de preservar a todos nuestros empleados a pesar de la difícil situación y los considerables esfuerzos que hemos hecho estos tres meses, los profundos efectos de la crisis nos obligan a tomar este tipo de medidas. La incertidumbre de recuperación de la demanda y la imposibilidad de reanudar las operaciones aéreas a corto plazo nos llevan a ajustar el tamaño de la compañía a lo que tendremos después de la pandemia”, dijo Renato Covelo, Chief People and Legal Officer de Avianca.