El gasto total del Gobierno Nacional Central será de 19% del PIB este año

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, resaltó el papel que jugará la Ley de Financiamiento en el Marco Fiscal de Mediano Plazo que presentó hoy. Según el funcionario, esta normativa es un cambio estructural para el crecimiento del país, teniendo en cuenta la reducción en la carga tributaria empresarial.

Carrasquilla aseguró que se esperan $148 billones de recaudo tributario este año, que crecería a $152 billones en 2020 e insistió en la meta de 3,6% de crecimiento de la economía para este año. "Cuando la economía rebota los expertos tienden a subestimar la fuerza de ese rebote, eso es tradicional (...) la pregunta importante es por qué la gente es tan pesimista", dijo el funcionario.

Sobre la venta de activos, recordó que todas las propiedades del Estado están siendo revisadas y que no hay "ningún afán" en salir a realizar las ventas. Carrasquilla también habló sobre la racionalización de subsidios, como una de las medidas para hacer más eficientes los recursos o la sustitución de deuda de las condenas que debe pagar la Nación.

En el Marco, el Gobierno también redujo la emisión de títulos de deuda pública (TES) en este año a $35,3 billones de $40,4 billones. Además, el monto de colocación por subasta también se redujo de $27 billones a $21 billones.

"Esta economía tiene el potencial de crecer a 4% anual. Estamos creciendo por debajo, se tomaron unas decisiones y va a haber un pequeño pico en virtud de las decisiones que se tomen y que van a tomar tiempo", agregó el Ministro, quien aseguró que no va a haber ninguna afectación en la tasa de tributación ni una reforma que cambie las reglas de juego tributario, pese a que sí habrá un "esfuerzo grande por formalizar las empresas y a los ciudadanos".

"La reducción que experimentarán a partir de este año las empresas en el costo de invertir, gracias a la ley de financiamiento, representarán un importante impulso a la inversión, la generación de empleo y con el cual la economía podrá crecer a mayores tasas de forma sostenida", aseguró el ministro.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo mantiene meta de crecimiento de 3,6%
El Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Hacienda, presentó el Marco Fiscal de Mediano Plazo, en el que se mantiene la meta de crecimiento de 3,6%, pese a la polémica alrededor del comportamiento de la economía en el primer trimestre de este año. El documento debe radicarse en el Congreso cada 15 de junio y contiene proyecciones, metas y objetivos de política macroeconómica para los próximos 10 años.

El Ministerio explicó que esta hoja de ruta tendrá en cuenta cuatro puntos: una apuesta por el crecimiento económico; consideran que el panorama fiscal está despejado; se va a mejorar la eficiencia del gasto; y tendrá como uno de sus ejes la idea de que el crecimiento económico será un mecanismo para generar más empleo y desarrollo en las regiones.

En las proyecciones del Gobierno son claves los resultados de la ley de financiamiento que se aprobó el año pasado, especialmente la disminución de la tarifa de impuestos corporativa, para que el aumento de la inversión permita impactar positivamente el crecimiento económico.

Para los funcionarios del Ministerio, la ley de financiamiento tendrá un efecto adicional sobre la inversión de 3,4 puntos porcentuales por año. Además, consideran que sin su puesta en marcha, este año la economía solo hubiera crecido 2,8% y su variación más alta sería de 4,1% hasta 2030.

Y es que según el Marco, el PIB aumentaría 3,6% en 2019; 4,0% el próximo año; 4,2% en 2021 y 4,4% en 2022. Este sería el crecimiento más alto hasta 2030, según las proyecciones del Ministerio, que consideran que la variación de la economía convergería hacia un alza de 4%.

El documento establece que las medidas tomadas en la ley de financiamiento permitirían impulsar el crecimiento de la inversión a 3,4% en 2019 y tendría un crecimiento de 5,4% el próximo año. El Gobierno cree que el alza en 2020 se justificaría porque algunas medidas de la ley entran en vigencia ese año, como el descontable del ICA.

El documento también asegura que la estrategia de ajuste del gasto aumentaría la eficiencia, permitiendo ahorros entre 2019 y 2030 por cerca de 3,5% del PIB. En concreto, la focalización del gasto permitirá un ahorro de 1,5% del PIB; la modernización y eficiencia de la administración pública dejaría un ahorro de 0,7% del PIB y la sustitución de pasivos de alto costo ahorraría 1,1% del PIB.

Las proyecciones indican que el gasto total del Gobierno Nacional Central equivaldría a 19% del PIB en 2019 y se irá reduciendo hasta llegar a 16,7% del PIB en 2030.

En cuanto al balance de cuenta corriente, su déficit será sostenible gracias a la confianza que tendrán los inversionistas. El Marco espera que un crecimiento de 5% de la Inversión Extranjera Directa financie el déficit externo a largo plazo.  El balance cerraría este año en 4,1% del PIB y llegaría a 2,7% del PIB en 2030.

El Gobierno, adicionalmente, espera que la ley de financiamiento aumente el recaudo tributario hasta en 0,7% del PIB gracias al mayor crecimiento. La meta para 2019 es que sea de 0,1% del PIB y para el próximo año de 0,2% del PIB, hasta llegar a la meta que se daría en 2030. El Marco también recuerda el recaudo adicional que se generará por la factura electrónica, que se espera disminuya la evasión de impuestos de 30% a 23%.