Una medición de MCKinsey & Company detalló que 65% de los encuestados cree que la reactivación podría tardar mucho más de seis meses

Juan Sebastian Amaya

Sin duda, la pandemia y la crisis económica generó el cambió pensamiento y de la conducta económica de millones de colombianos. Según la más reciente encuesta de McKinsey & Company sobre las perspectivas del consumidor, Colombia es uno de los países con mayor pesimismo en cuanto a la recuperación de la economía, debido a la afectación que la emergencia generó en los bolsillos.

“La incertidumbre sigue siendo el sentimiento predominante después de varios meses, con tan solo un tercio siendo optimista sobre la recuperación económica. Colombia es de los países con mayor incertidumbre de América Latina y están identificando que el impacto de la crisis será más prolongado del que se pensaba inicialmente”, puntualizó la medición.

Específicamente, el estudio detalló que 55% de los encuestados aún no está seguro de cómo se llevará a cabo la mejora de la economía del país y que este proceso tardará entre seis y 12 meses, es decir, hasta mediados o finales de 2021. Además, 10% más es pesimista frente al panorama y cree que el impacto de la pandemia será duradero. Sumando los dos ítems, 65% de las personas ve que la crisis superaría 2021.

Tan solo 35% es optimista y piensa que la reactivación se dará en lo que resta del año.

Al hacer la comparación con la región, el porcentaje (55%) de colombianos que proyecta una recuperación de un año es superior a Perú (51%) y Argentina (45%), y muy similar al de Chile (57%), Brasil (57%) y Centro América (59%).

Sumado a lo anterior, 64% respondió que el impacto personal y financiero en su bolsillo por el covid-19 continuará entre cuatro y más de 12 meses. De ese número, 35% dijo que serán más de siete meses, porción que en la medición de mayo fue de 32%. Solo 5% comentó que no tuvo impacto; 8% que será de un mes más y 24% que tardará máximo tres meses.

Al respecto, el decano de la facultad de Economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda, explicó que esta visión de los colombianos que reúne el estudio tiene que ver con la situación del mercado laboral y los 3,7 millones de empleos que se han perdido en medio de la pandemia.

“Algo que nos ha golpeado fuerte es la destrucción del empleo. La timidez del mercado laboral llevó a perder muchos empleos en el confinamiento, situación que es difícil de recuperar en un periodo corto y que, claramente, tiene un impacto en las proyecciones”, expresó.

LOS CONTRASTES

  • Carlos SepúlvedaDecano de Economía U. Rosario

    “Algo que ha golpeado a Colombia es la destrucción del empleo, situación que es difícil de recuperar en un periodo corto y que impacta en las proyecciones de la gente”.

Sin embargo, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, resaltó que, a pesar de la difícil coyuntura, las recientes encuestas de opinión del consumidor, empresarios e industriales muestran que el nivel de confianza viene presentando una recuperación paulatina gracias a la reactivación de la mayoría de sectores económicos, que se demostró en el dato de desempleo de agosto que, según el Dane, fue de 16,8% para agosto. Lo que dejó, frente a abril, una recuperación de 3,1 millones de trabajos.

“Agosto tuvo una importante reactivación y hay datos que están en línea con los resultados de nuestras que encuestas y que muestran un importante repunte en la confianza empresarial y de los hogares”, comentó.

Finalmente, 75% de los consumidores dijo que su mayor preocupación es la forma en cómo gasta su dinero. La segunda es la incertidumbre para hacer compras o inversiones (58%); seguida de la pérdida de empleo (48%); y la capacidad monetaria a fin de mes (45%).