Dentro de las cuentas de la entidad, el índice de cartera vencida se ubica entre 7% y 8%. por ello, otro de los objetivos es que al cierre de este año baje a por lo menos 6%

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

La puerta entre la ejecución de un proyecto agrícola y la financiación de este la tiene el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro). Actualmente, este banco de segundo piso, que depende del Ministerio de Agricultura, tiene sus líneas de créditos con más de 25 entidades financieras que buscan ofrecer una tasa preferencial para el sector rural.

El presidente de la entidad, Dairo Estrada, presentó una línea de seguros para proteger a los cultivos y proyectos de diferentes siniestros. Pero además de eso, explicó que pese a las dificultades que hay, como el hecho de que menos de 45% de las personas que vive en el campo está bancarizado, proyecta que la cartera colocada llegue a $15,1 billones.

https://w.soundcloud.com/player/?url=https%3A//api.soundcloud.com/tracks/636870153%3Fsecret_token%3Ds-6SUo9&color=%23ff5500&inverse=false&auto_play=true&show_user=true

¿Qué tanto juega en contra el desconocimiento del sistema financiero en el sector rural?
El desconocimiento de las personas es un problema claro y más en el sistema nacional de crédito agropecuario, estamos haciendo un gran esfuerzo por acercar a los productores a través de gremios para que ellos conozcan cómo es el mecanismo para financiar sus proyectos con la banca.

Con esos retos, ¿cuál sería la cartera colocada para crédito agropecuario este año?
Este año tenemos una meta de crecimiento de la cartera de $15,1 billones, entre cartera de redescuento (es decir con los recursos de Finagro) y con los recursos propios que tenemos en los bancos. La idea es crecer 12% en términos nominales con respecto al año anterior.

¿Qué tanto ha avanzado la inclusión financiera en el campo?
Hay retos en términos de inclusión financiera en el sector rural, la gente que tiene acceso a sistemas financieros en zonas urbanas son 70%, y en el rural no son más de 45%. Hay una brecha muy grande. Por eso queremos llevar una oferta adecuada, no solo con crédito sino seguros.

Pero si es difícil otorgar un crédito, ¿cómo esperan hacer atractivos los seguros?
Hay tres compañías que ofrecen seguros agropecuarios para cubrir daños fitosanitarios y ambientales o climáticos. Los principales demandantes son los bananeros y el Gobierno apoya con un subsidio para los costos de las primas que empiezan en 60% para pequeños productores, y pueden llegar hasta 90%. Y para grandes y medianos empiezan en 50% del total de la prima del subsidio. Este año se destinaron $80.000 millones a través del Minagricultura.

¿Y en el caso de los créditos cómo están las tasas?
Hoy se está haciendo una política en la tasa de interés para pequeños productores, consiste en subsidiarla. Recordemos que los créditos que van a productores agropecuarios están en condiciones de fomento, los tipos de interés son más bajos que los del mercado. El costo financiero para que sea menor otorga esos subsidios a través de la Línea Especial de Crédito del Gobierno. Por ejemplo, si hay una tasa que está en el DTF + 7, le podría quedar en DTF + 2.

¿Es decir que nunca antes habían estado las tasas par el agro tan bajas?
Sí. Es una buena oportunidad, queremos incentivar a que los productores se acerquen a los bancos para ver fuentes de financiamiento, es triste que muchos productores por no conocer el sistema establezcan sus proyectos de inversión con sus propios recursos. Hay muchos que no aprovechan el crédito y se quedan en escalas pequeñas, el sector agropecuario entre la escala sea grande, más ingresos puede generar.

LOS CONTRASTES

  • Freddy CastroDirector de Banca de las Oportunidades

    “Los retos de llegar a la población rural con el sistema financiero están en la conectividad, en la propiedad de la tierra y en la baja educación financiera y seguridad”.

¿Pero hay cálculos aproximados del número de productores al que ya están llegando?
Si yo hago cálculos, en Colombia pueden haber 2,6 millones de productores y de esos no llego a más de un millón con crédito agropecuario. Independientemente, el sector debe haber más penetración.

¿Con Coseche y Venda a la Fija ha crecido el número de financiación de proyectos?
Estamos participando de manera directa, la política del Minagricultura es importante en términos de mitigación de riesgos. En Colombia entre 40% y 50% del riesgo más grande está en que no tienen o no saben a quién venderle. Venden mal. Así que con contratos preestablecidos se opaca el riesgo después de sus producciones. Desde Finagro vemos esa política como un esquema de financiamiento que premia a productores quienes tienen contratos con transformadores o comercializadores grandes.

El perfil del pequeño productor es el de mayor riesgo, ¿hasta ahora no les preocupan los indicadores de cartera vencida?
Es claro que entre más pequeño es el productor, puede ser más complicado, pero los índices de morosidad están entre 7 y 8% cerrarían el año entre 5% y 6 %.