Ministerio de Transporte anunció el plan de reapertura en el que destacó que inicialmente se abrirá para vehículos de carga.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los 93 días que duró el cierre indefinido de la vía al Llano dejó un poco más de $2 billones en pérdidas para el departamento del Meta. Aunque aún varios sectores económicos solicitan mantener los beneficios diferenciales en tarifas, impuestos o peajes, lo cierto es que el Ministerio de Transporte informó que a partir de hoy se hará la reapertura de la carretera tan solo para vehículos de carga.

De acuerdo con el Ministerio, a partir de las 10 de la mañana de hoy martes los transportadores podrán movilizarse por las vías hasta las 4 de la tarde. En esta primera fase, se habilitará el paso por el kilómetro 58 para los vehículos públicos y privados con capacidad de carga igual o superior a 3,4 toneladas.

“La apertura gradual es algo que hemos analizado y que, luego de socializar el plan de movilidad, se decidió que se levantará la restricción para vehículos de carga pública y privada. Como lo dijimos en todo momento, nuestra prioridad es la vida de las personas por encima de la vía. Así lo manifestamos y es así como lo hemos planteado desde el día uno”, indicó Manuel Felipe Gutiérrez, viceministro de Infraestructura.

Uno de los puntos que destacó el funcionario es que las tarifas de los peajes de la carretera Bogotá - Villavicencio conservan su valor habitual. No obstante, dicha cartera informó que se mantendrán las tarifas diferenciales en las dos rutas alternas para llegar a Villavicencio: Transversal del Sisga y Bogotá - Sogamoso - Aguazul - Villavicencio.

La decisión de los precios diferenciales va en línea con una de las solicitudes que entregó Colfecar, quien, en cabeza de su presidente, Juan Miguel Durán Prieto, reiteró que se deben mantener los descuentos en el valor del galón del Acpm y de los peajes.

Con esta preapertura, el Ministerio confirmó que finalizan los más de tres meses de cierre definido. Sin embargo, pese a que al cierre de esta edición la Gobernación del Meta aún no se había pronunciado, lo cierto es que en materia económica esta situación dejó más de $2 billones en pérdidas, siendo el turismo, el transporte y la agroindustria los sectores más afectados.

Por ahora, se mantiene la restricción para los vehículos particulares. Según el Ministerio, mañana se definirá el paso de vehículos de pasajeros.