En la primera puja del 26 de febrero no se adjudicaron proyectos por no alcanzar los estándares de competencia.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La segunda subasta de energías renovables no convencionales no estaría lista en junio, como inicialmente lo tenía planeado el Ministerio de Minas y Energía. A menos de unas cuantas semanas para cumplirse el plazo, se estarían hasta ahora definiendo las condiciones de la puja, los tipos de contrato y los mecanismos con los que se realizará esta nuevo proceso, en el que se espera la participación de un poco más de 25 empresas y en la que se busca superar los 1.183 gigavatios hora año que se tenían previstos el pasado 26 de febrero.

Una de las varias razones por las que se extendería el plazo sería, según los gremios, por los cambios que traería esta nueva asignación de obligaciones. Germán Corredor, director de la Asociación de Energías Renovables (SER Colombia), explicó que si bien no se sabe lo que está definiendo el Gobierno, “uno de los cambios es que la energía no se adjudicaría anual, sino en bloques. Esto sería más provechoso para las empresas y el proceso de asignación”.

Corredor aseguró que definitivamente para junio no estaría lista la subasta. “En ese mes saldrá la fecha, saldrán las condiciones y los criterios generales. Después de eso, la Upme tendrá que revelar los pliegos, y ahí el Ministerio publicará el contrato (...) Entre la fecha de junio y la definitiva, se tardarán por lo menos tres meses. Es decir, en septiembre u octubre se estaría haciendo la subasta”, dijo.

Alejandro Castañeda, presidente de Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), explicó, igualmente, que “esta semana se cerrará el tiempo para los comentarios. Ahí el Ministerio entrará a revisar. En este momento se estaba haciendo la socialización con todos, sin embargo, aún no podría hablar de para cuándo estaría lista esta subasta”.

Pese a que LR se comunicó con el Ministerio de Minas y Energía para obtener información sobre cómo va el proceso, no se logró una respuesta por dicha cartera. No obstante, desde los gremios y empresas se cree que en esta nueva puja superará el tope al que llegó la anterior subasta, así como que se definirán las nuevas reglas de juego para compradores y vendedores.

En la primera puja del 26 de febrero no se adjudicaron proyectos por no alcanzar los estándares de competencia. En ese momento, participaron 12 ofertas de compra y ocho de venta.

Las metas e inversión para renovables

La meta del Gobierno Nacional es aumentar de 50 megavatios a por lo menos 1.500 megavatios de capacidad instalada en fuentes no convencionales. Para lograr ese objetivo, el Ministerio de Minas y Energía tiene contemplado inversiones por alrededor de US$1.500 millones en estos cuatro años. La meta en la que trabaja dicha cartera es pasar de 2% de participación de la matriz energética a 10%. Esto de la mano de la nueva misión para la transformación del sector, la cual trabajará en la hoja de ruta para definir la expansión del sistema y su regulación.