La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

Las negociaciones sobre el salario mínimo se enredan más con la reforma tributaria.

Ahora no solo está el problema de las cifras que tienen unas diferencias muy amplias (por un lado los empresarios quieren un 3,5% de aumento mientras que los trabajadores exigen entre un 7,85% y un 10%), también, según los sindicalistas la decisión de presentar una cifra unificada, el próximo jueves, está sujeta a que pase o no la reforma.

Los sindicalistas aclararon que si la reforma tributaria es aprobada como está, eso complicaría más la discusión del mínimo. “Si se ahorran 13 % con la reforma tributaria no es posible que ofrezcan un salario tan bajo” dijo Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT). Además, explicó que las ofertas de las centrales obreras son aterrizadas. “Un 10% no es nada del otro mundo, porque el salario mínimo es precario, nadie vive en este país con el mínimo legal” aseguró Gómez.

Para los sindicalistas el ofrecimiento de los empresarios de un 3,5% , es decir, $19.834 sigue siendo indigno. Julio Roberto Gómez declaró que “el ofrecimiento es un insulto a la pobreza de quienes devengan el salario mínimo, nosotros en ese contexto radicamos el documento y ya ha sido convocada la siguiente reunión para el próximo jueves”.

Por el contrario, Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) piensa que si se aumenta mucho el salario mínimo subirían los costos y podría afectar el sector exportador del país.

Además, los trabajadores declararon que con $566.700 pagar arriendo, comprar vestuario, canasta alimentarías, transporte e ir de vacaciones era prácticamente imposible.

Por otro lado, las centrales obreras junto con las organizaciones de pensionados radicaron ayer un documento ante el Ministerio de Trabajo, planteando porque no se llegó a un acuerdo en la discusión sobre el salario mínimo legal.

Después de la reunión de la comisión tripartita se presentará el proyecto de reforma pensional del Gobierno. El presidente de la CGT dijo al respecto que “sigue siendo una caja de Pandora donde no se sabe que elementos va a contener esa Reforma”.