La EPS tiene una deuda de $2,2 billones, lo que ha generado que algunas IPS no presten los servicios de salud a la población afiliada.

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

La Procuraduría General de la Nación solicitó a la Superintendencia Nacional de Salud (Supersalud) intervenir de manera inmediata la EPS Coomeva y adelantar acciones que garanticen la prestación del servicio a cerca de 2 millones de usuarios que podrían estar en riesgo. Así lo dio a conocer la entidad a través de un comunicado.

La Procuraduría destacó que la EPS tiene una deuda de $2,2 billones, por lo que algunas IPS no prestan los servicios de salud a la población afiliada, lo que ha causado que se realicen pagos anticipados, con tarifas plenas superiores a las pactadas en los acuerdos contractuales, para poder cumplirle a los usuarios.

Así mismo, el ente de control advirtió que durante los primeros siete meses del año se han registrado 42.702 quejas, un promedio de 6.100 por mes, las cuales en su mayoría han estado relacionadas con barreras de acceso para la atención de enfermedades de alto costo, falta de oportunidad y continuidad en procesos de atención en salud, realización de exámenes de apoyo diagnóstico, citas médicas de control con especialista y entrega de insumos y medicamentos.

"Entre enero y junio de 2019 la cuantía de los procesos jurídicos contra la EPS asciende a $6.007.783.896. En el mismo periodo ha sido notificada de 17.435 acciones de tutelas, y entre enero y mayo, de 287 desacatos",  aseguró el ente de control.