Solo dos regiones del país tienen un desempeño destacado en esta medición, mientras que nueve zonas obtuvieron menos de 20 puntos sobre 100 posibles

Adriana Carolina Leal Acosta

De acuerdo con un estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en el que se evaluó la capacidad de innovar en 31 de los 32 departamentos del país, se llegó a la conclusión que 51,6% de estos territorios tienen un desempeño bajo, o medio-bajo en ese sentido.

De hecho, al hacer el promedio de las calificaciones, el país obtuvo un resultado de 30,4 sobre 100 puntos posibles, pues solo dos regiones obtuvieron un indicador alto; es decir, superior a 60 puntos.

Estos lugares fueron Bogotá- Cundinamarca, que se contabilizaron de manera conjunta y que obtuvieron 69,9 puntos. Esta región concentra 31,9% del PIB nacional. “Si bien la región muestra un liderazgo notable en todos los componentes del subíndice, resaltan como sus principales fortalezas los pilares de Instituciones y Sofisticación de Negocios, en los que ocupa el primer puesto con puntuaciones de 77,14 y 63,25, respectivamente”, dice el informe.

Sin embargo, señalan que pese a las fortalezas que tiene la región en capital humano e investigación, pilar en el que ocupa el segundo lugar, esta se encuentra rezagada en educación secundaria (puesto 18), movilidad internacional de los estudiantes de educación superior (puesto 22), participación de graduados en ciencias e ingenierías (puesto 22) y gasto bruto en innovación y desarrollo (I+D) como porcentaje del PIB.

En segundo lugar se encuentra Antioquia, con 64,42 puntos. Este departamento tiene una participación de 14,7% en el PIB nacional.

El documento destaca que Antioquia se ubica en el primer lugar en el pilar de Infraestructura y logra superar a Bogotá- Cundinamarca por su mejor desempeño en el Índice de generación y costo de energía (puesto siete frente al 30) y en el subpilar de TIC.

Además, señalan que pese a que Bogotá-Cundinamarca ocupa el primer lugar en acceso y uso de TIC, Antioquia muestra un mejor desempeño en Gobierno en línea, servicios digitales de confianza y seguridad.

Ya en el grupo calificado como medio-alto se encuentra Santander con 52,1 puntos: Atlántico, con 50,6 puntos; Risaralda con 49,3 puntos; Valle del Cauca, con 45,7 puntos; Caldas, con 43,23 puntos y Quindío con 37,55 puntos.

“Es importante destacar que al comparar los resultados de 2018 con los de 2019 , vemos positivamente que en 17 departamentos del país hubo una mejora en su puntaje” señaló Luis Alberto Rodríguez, director del DNP.

No obstante, Vichada (11,16), Guaviare (12,42), Chocó (15,02), La Guajira (15,02) y Guainía (15,46) son los departamentos con el desempeño más bajo. Resultado que según los investigadores se asocia con rezago en los niveles de sofisticación de negocios, la producción de conocimiento, y la tecnología. Lo anterior muestra una brecha significativa, de 58,3 puntos, entre Bogotá-Cundinamarca que ocupó el primer lugar, con Vichada que fue el último puesto, de modo que el análisis recomienda encaminar inversión y políticas públicas a impulsar el potencial de los territorios menos competitivos y cerrar la diferencia.

“Los resultados económicos son fruto de una interacción de factores institucionales, tamaño del mercado y condiciones estructurales de las economías territoriales como la educación. Las más grandes economías suelen tener mejor desempeño en estas mediciones”, señaló Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario.

Innovación más allá de crear productos
De acuerdo con el informe, este Índice entiende como innovación al resultado de las interacciones entre diversos actores: empresas, instituciones generadoras de conocimiento, facilitadores y gobierno, condicionados por el entorno de cada departamento, que generan oportunidades de crecimiento, más allá del ejercicio mismo de crear productos. Destacan que el estudio que califica dentro de un rango de 0 a 100 puntos, ayuda a dar una visión de cuáles son los departamentos que tienen una mayor capacidad de respuesta a los retos de innovación.