La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

El sector de la minería comenzó a sentir el coletazo de la crisis económica mundial. Pese a que el país había sorteado bien esta situación, el precio de los commodities ha caído, a excepción del oro.

Y es que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en el tercer trimestre de 2012 la participación del sector se ubicó en el quinto puesto con un 7,8%, debajo de comercio (12,2%), industrias manufactureras (12,3%), servicios sociales (15,7%) y establecimientos financieros (19,7%).

El crecimiento del sector también se ha visto afectado y la locomotora se desacelera. Entre enero y septiembre de este año, la cifra (7,2%) ha estado seis puntos porcentuales por debajo de los 13,2% registrados en el mismo periodo de 2011.

Tan solo con el carbón, que es el mineral que más se extrae en el país (aporta el 68% del PIB minero) se explican estas cifras. La meta de este commodity para 2012 no se alcanzará a cumplir, según estima la directora del Sector de la Minería a Gran Escala (Smge), Claudia Jiménez Jaramillo, de los 97 millones de toneladas que se estimaban para este año, tan solo se alcanzarán a extraer entre 87 y 90 millones de este mineral.

Esta cifra se debe a que en los últimos dos años hubo una reducción del 35% en los precios del commodity, además durante este 2012 se presentó una contracción en la demanda debido a la desaceleración económica. Hay que mencionar que las nuevas formas de generación energética (como el shale gas) también impactaron la industria.

Internamente, el paro de trabajadores de Fenoco también afectó el panorama y la demora en la consecución de licencias ambientales, frenó la locomotora minera.

Pese a estos factores, el sector minero sigue siendo el mayor aportante a las cifras macroeconómicas de la Nación. El año pasado, la minería aportó entre regalías, renta y dividendos $33,2 billones y se espera que este 2012, la cifra alcance a llegar a los $30,3 billones, según afirmó el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo.