Se sembraron 600.000 árboles, se recuperaron 553 hectáreas de bosque y se realizó el mantenimiento a 1.247 hectáreas de plantaciones

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Una de las directrices en las obras viales de esta magnitud es la inversión de iniciativas que impidan el deterioro ambiental de los alrededores de la zona donde se construye la vía y el Túnel de la Línea no es la excepción.

Según informó la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, la inversión ambiental en esta obra que se inauguró hoy ascendió a $17.000 millones.

“El interés por la naturaleza se refleja en todas las acciones implementadas por el Gobierno Nacional, así como en la inversión por $17.000 millones que llevó a cabo el Invías y que compensa en parte la afectación ambiental propia de un proyecto vial de estas dimensiones, con las cuales se han beneficiado 671 familias en zonas de influencia del proyecto que cubre los departamentos de Tolima y Quindío”.

Estos recursos salen de la obligación ambiental impuesta por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que insta a los proyectos que requieran licencias ambientales a destinar 1% del total de la inversión para la recuperación y preservación de la flora y fauna de la zona afectada.

Entre las estrategias realizadas destacan: se sembraron 600.000 árboles, se recuperaron 553 hectáreas de bosque y se realizó el mantenimiento a 1.247 hectáreas de plantaciones con más de 1.400.000 árboles que conforman bosques consolidados.

El Invías también precisó que "con la siembra de otros 121.000 árboles y el traslado de especies en veda como las epífitas (musgo) se contribuyó a la restauración de las cuencas de los ríos Navarco, Santodomingo, Bermellón y Coello y de las quebradas La Gata y El Salado, aumentando su diversidad biológica y recuperando zonas de importancia ecológica de donde depende el abastecimiento de agua para los habitantes del municipio de Calarcá".

Un dato clave es que los 1.400.000 m3 de material de excavación del túnel se dispusieron en diferentes sitios de la zona tras tratamientos ambientales especiales.

“El proyecto contó con estudios de impacto ambiental que permitieron minimizar las afectaciones sobre el paisaje en el entorno del proyecto y realizar diseños del eje sobre el corredor, que una vez aprobados por el Ministerio del Medio Ambiente sirvieron para llegar a acuerdos con la comunidad sobre las obras y atender sus reclamos”, Juan Esteban Gil Chavarría, director general del Invías.