La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Con respecto a los alimentos, el último dato disponible (a agosto) da cuenta de que el grupo que jalona la variación con 6,11% (la más alta de las nueve categorías) es el de alimentos, incluso está por encima del total general (4,74%). En detalle son las hortalizas y legumbres las que colocan el mayor peso con un incremento de 27,33%.

De hecho, el más reciente dato de inflación revela que en agosto la cifra fue de 0,48% y que el grupo que explica este crecimiento es el de alimentos (0,77%), por el alza en las verduras de (4,44%).

El sistema de consulta del Índice de Precios al Consumidor del Dane permite concluir que el fríjol es el bien al que más se le ha incrementado su valor en los últimos 12 meses (68,65%), seguido de la yuca (55,78%) y el arroz (24,41%).

De acuerdo con Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), el panorama en el mercado es una mezcla de los efectos de la devaluación, El Niño y la especulación. “Los insumos para la producción de alimentos locales son importados, de manera que la actividad es más costosa; además, el cambio climático hace estragos en la calidad y eso el mercado lo castiga”, dijo.

Además destacó que hay un componente importado en productos como el fríjol, la lenteja y el garbanzo. “En toneladas no es que sea significativo, pero sí en los hábitos de consumo de los colombianos”, explicó.

En el caso del fríjol, de acuerdo con la ponderación de la canasta familiar, los hogares destinan $0,43 por cada $100 de ingreso a su compra, por lo que es catalogado como el dieciseisavo ítem más importante en el grupo de alimentos (de un total de 51 referencias).

En cuanto al arroz, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández, aseguró que la cosecha de este semestre sigue recogiéndose por lo que no hay un balance de abastecimiento, lo cierto es que se sembró menos y dicha tendencia continuará. Es así que el kilo de este cereal superó los $2.600, de acuerdo con el sondeo mensual de Corabastos, y en las grandes superficies se ubica en promedio en $3.500.

Sin embargo, entre los 10 productos de la canasta familiar con mayores variaciones también se incluyen las lavadoras que crecieron 11,02% en valor y los artículos para el cuidado del cabello que son hoy 10,07% más costosos que hace un año.

Apuestas por la inflación

El mercado financiero enfila sus baterías y lanza sus apuestas hacía un Índice de Precios al Consumidor (IPC), en promedio, de 0,38% para septiembre de 2015 y 4,99% en el anualizado. El nivel que ubican las proyecciones del mercado al dato de 12 meses ya se encuentran casi dos puntos porcentuales arriba de la meta que tiene el equipo técnico del Banco de la República (3%). También está por encima en casi un punto porcentual del techo del rango (que está entre 2% y 4%).

Algunos de los analistas consultados por LR manifestaron que el dato estará impactado por el rubro de vivienda, debido a un incremento en los precios de la construcción. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en lo corrido del año, hasta agosto, los costos para la construcción de vivienda han subido 3,87%. Los alimentos, como consecuencia de la presencia del fenómeno de El Niño en algunas regiones del país, es el otro grupo de gasto que pone a la inflación con sesgo al alza.

De acuerdo con Fabián García, economista del Bbva Research, “alimentos, especialmente los perecederos como frutas, van a ser los que van a subir el precio de este grupo de gasto”. Sin embargo, Catalina Tobón, directora de investigaciones económicas de Old Mutual, considera que, de presentarse un sesgo bajista, la explicación también la traerían los alimentos. “Vemos que el arroz y la papa presentan un comportamiento bajo, mientras que la presión podría ir en transporte”, agregó. 

El otro factor tiene que ver con la devaluación, en la que el mercado señala que la transmisión al costo de los consumidores impactará los precios de medicamentos, vehículos, entre otros. En este punto, Sergio Olarte, director de investigaciones económicas de BTG Pactual, señala que “la devaluación jugará un papel alcista y que afecta precios como el de vehículos. También entra a jugar la energía debido a que las termoeléctricas se encuentran operando tiempo completo.

La respuesta de la política monetaria

El codirector del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano, recientemente fijó su posición sobre el alza de la inflación. “La inflación, excluyendo la de alimentos, que en octubre del año pasado era 2,9%, sigue subiendo, y se ha trepado a 4,2%, sobrepasando el límite superior de la meta”, dijo. Cano agregó que un des anclaje de expectativas, ponen en riesgo la credibilidad de la autoridad monetaria. La Junta del Emisor decidió, después de 13 meses, subir 25 puntos básicos la tasa de interés a 4,75%.

Las opiniones

Rafael Mejía
Presidente de la SAC
“Los insumos para la producción de alimentos locales son importados, de manera que la actividad es más costosa”.

Juan Pablo Espinosa
D
irector de investigaciones Bancolombia
“Al margen de los alimentos, también tenemos el traspaso de la devaluación en donde vemos que ese proceso seguirá afectando los precios”

Javier Gómez
J
efe de investigaciones Ultraserfinco
“El Fenómeno de El Niño sigue presionando al alza los alimentos. Los transables también van a jalonar hacia arriba la inflación”.