El Gobierno cancelaría $1,2 billones de acreencias a siete bancos. Las entidades financieras estarían dispuestas a renunciar a por lo menos $230.000 millones en intereses

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La deuda neta de $1,2 billones que tiene la Ruta del Sol II con siete bancos podría saldarse, según el Ministerio de Transporte, con una emisión de TES (títulos de deuda del Gobierno) que cubriría hasta $1 billón de las acreencias. La diligencia se haría luego de que la nación logre un acuerdo conciliatorio con el concesionario, en el que más allá de alcanzar la nulidad del contrato, se ahorrarían hasta $230.000 millones de intereses que se presentan con las entidades financieras.

La situación por la que aún no se ha celebrado un acuerdo entre las partes es debido a que en las mesas de trabajo todavía hay discrepancias en relación con las condiciones del pago. De acuerdo con el Ministerio de Transporte, se está apuntando a que este consenso sea favorable para las finanzas del Estado.

Así lo explicó Ángela María Orozco, ministra de Transporte, quien agregó que “la razón por la que no se ha comunicado este proceso es precisamente porque no se ha llegado a un acuerdo. Esto debe tener el visto bueno de la Procuraduría y control de legalidad de los árbitros, en el que se revise y se proteja al patrimonio público”.

La ministra detalló que el proceso de liquidación del contrato se recibieron obras por $1,9 billones. Sin embargo, “por lo menos $1,2 billones se le adeudan a los bancos y $230.000 millones se condonarían de los intereses”.

Del total que aún se adeuda del proyecto Ruta del Sol II, los mayores pagos irían para Banco de Bogotá y Bancolombia, a quienes se les debe $366.818 millones y $332.603 millones, respectivamente. La diferencia de saldo sería, a su vez, para Davivienda ($203.452 millones), Banco de Occidente ($117.125 millones), Itaú ($100.731 millones), Banco Popular ($88.416 millones) y Banco Av Villas ($40.920 millones). Todos estos valores serían el saldo neto que cancelaría la nación y con los cuales terminarían las obligaciones con estas entidades.

El anuncio del Ministerio de Transporte se dio en medio de la declaración de disolución de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. Carmen Ligia Valderrama, superintendente de Transporte, explicó que “con el propósito de proteger a terceros de buena fe, brindar seguridad jurídica y aprovechar el patrimonio de la sociedad, la Superintendencia de Transporte declaró la disolución de la sociedad”.

De acuerdo con Valderrama, esta decisión se tomó debido a “la imposibilidad de la sociedad para continuar desarrollando su empresa social y la existencia de presupuestos financieros y administrativos que reportan una situación crítica de la compañía”.

Se cree, por ahora, que la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S podría pasar a liquidación de la Superintendencia de Sociedades. No obstante, “antes de que esto suceda la empresa tiene los recursos legales para apelar esta decisión”, dijo la funcionaria.

¿Habrá nueva vía?

A la par de este proceso jurídico, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) continúa en la estructuración del nuevo proyecto, que se le llamará Troncal del Magdalena y el cual tendría una inversión de $3,57 billones.

De acuerdo con esa entidad, esta obra se dividiría en dos concesiones para los tramos Puerto Salgar - Barrancabermeja y Barrancabermeja - San Roque. Se estima que todo el proceso técnico finalizaría este año, por lo que a más tardar en el primer semestre de 2020 se estarían licitando las obras.

Pese a que aún no se tienen indicios sobre qué concesionarios participarían, se estima que luego de que sea adjudicada se tardarán entre cinco a seis años para terminar los 528 kilómetros que comprende la carretera.