Se espera que en las próximas horas EPM ofrezca detalles sobre cómo va el proyecto y que se obras se han desarrollado

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

A través de una carta, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales( Anla) le ratificó a Empresas Públicas de Medellín (EPM) que la medida de suspensión impuesta, en el Expediente SAN0097-00-2018, no frena las actividades para disminuir los riesgos asociados al proyecto Hidroituango.

"La medida preventiva en ningún caso involucra la suspensión de todas las actividades, obras, trabajos y en general todas las medidas ambientales que deban ser ejecutadas por la responsable del proyecto con el fin de prevenir y mitigar los riesgos asociados a la contingencia presentada”, explicó la Autoridad.

En la misiva, dicha entidad también destaca que en esa suspensión de actividades tampoco se involucran trabajos de ingeniería que garanticen la integralidad del proyecto".

Ante esto, se hizo claridad se ha sido lo suficientemente preciso y específico en señalar cuáles son las actividades objeto de suspensión y cuáles, a la vez, pueden ejecutarse.

Es de resaltar que en junio de 2018 la Autoridad suspendió las obras relacionadas con la etapa de construcción regular del proyecto.

En ese momento se destacó que la medida, que era de carácter temporal y preventiva, se mantendría hasta tanto la Sociedad Hidroituango cumpla con una serie de requisitos tales como la contratación de peritos expertos, nacionales o extranjeros, para que emitan un dictamen claro, preciso, detallado y objetivo sobre las condiciones actuales de estabilidad.

En ese dictamen, se detalló, se debía suministrar la información suficiente a la Anla que le permita tener certeza científica sobre la existencia o no de condiciones de riesgo que puedan derivar sobre el ambiente, las comunidades  y posibles efectos relacionados con la integridad de la infraestructura existente en el proyecto.

El pronunciamiento de EPM

Álvaro Guillermo Rendón, gerente general de EPM, agradeció a la  Anla por atender la solicitud y considerar los avances y análisis que presentó con su equipo técnico en el PMU Nacional del pasado 19 de febrero, donde la empresa resaltó que teniendo en cuenta el estado actual de riesgos del proyecto era necesario continuar con las obras en la casa de máquinas y poner en funcionamiento a la mayor brevedad el túnel de descarga intermedia.

El directivo añadió que  la en carta dirigida a la Anla, el pasado 26 de febrero, EPM explicó a la entidad ambiental que actualmente solo está habilitada por el vertedero la opción de control de nivel del embalse, situación que se perfila como un riesgo porque hace imposible la verificación del estado de la estructura del cuenco amortiguador.

"Aunque hasta la fecha no se han evidenciado afectaciones que comprometan el sistema del vertedero, ante la incertidumbre para la verificación del cuenco se debe tener la posibilidad de recabar información de su estado y adelantar a tiempo las intervenciones a que haya lugar", destacó la empresa.