Demanda sostiene que hubo errores de procedimiento durante la aprobación de la Ley de Financiamiento.

Bloomberg

Los aumentos de impuestos que entran en vigencia a principios de año en Colombia están siendo cuestionados en la Corte Constitucional, lo que representa una amenaza para los ingresos del gobierno.

Una demanda presentada por el exvicepresidente Germán Vargas argumenta que los errores de procedimiento durante la aprobación de la Ley de Financiamiento violan la constitución, según una copia del documento enviado a Bloomberg por la oficina de Vargas.

La moción demanda que se devuelva el dinero recaudado por la legislación.

La ley eliminó los impuestos a las personas naturales y los redujo las empresas a partir de 2020. El recurso de Vargas argumenta que la legislación de 2018 no cumplió con un artículo de la Constitución que requiere que los proyectos de ley se publiquen antes de la aprobación de una corporación del Congreso.

El Ministerio de Hacienda no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios enviados fuera del horario de oficina habitual.

José Gregorio Hernández, expresidente de la Corte Constitucional, dijo que tal error de procedimiento es en efecto motivo para derogar la ley.

"La corte debería declarar la inexequibilidad de la totalidad de la ley de financiamiento en cuanto el argumento está bien fundado en la Constitución", dijo Hernández en una entrevista telefónica. "La única alternativa para el gobierno es presentar otra ley de financiamiento".

Hernández sostuvo que hay un precedente para tal decisión. En 2000, la corte revocó un Plan Nacional de Desarrollo del expresidente Andrés Pastrana por errores de procedimiento.

No está claro qué decidirá la corte sobre el dinero ya recaudado por la legislación, asegura Alejandro Reyes, economista principal de BBVA en Colombia.

“El impacto fiscal puede ser limitado si la corte decide qué gobierno puede mantener el recaudo, pero si decide qué no puede ser muy complicado para el gobierno”, dijo Reyes en una entrevista telefónica.

La reforma apenas recaudó la mitad de los $14 billones  que el Gobierno buscaba originalmente, lo que pone de manifiesto el tímido apoyo al presidente Iván Duque en el Congreso. Ahora que Colombia se dirige a las elecciones regionales en octubre, es poco probable que los congresistas estén determinados a reconsiderar los impuestos impopulares, asegura Reyes.