El director Estrada defendió transparencia del proceso y resaltó que los entes de control están acompañando la licitación

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Luego de que el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) suspendiera la licitación con la que buscaba renovar la infraestructura tecnológica en sus 33 sedes y 117 centros en todo el país, la compañía Indra, una de las interesadas, pidió más garantías en este proceso.

Por medio de un comunicado de prensa, la empresa aseguró que “las presuntas irregularidades apreciadas en dicho proceso podrían restringir la libre competencia, generando sobrecostos; así como las múltiples modificaciones técnicas solicitadas por la entidad a pocos días de la entrega de la oferta”.

Según el análisis que realizó la firma, las condiciones técnicas de este proceso de contratación “no hacen viable ningún modelo financiero, ya que los requisitos favorecen a pocos fabricantes específicos”, pues las especificaciones técnicas del pliego de condiciones restringen la pluralidad de tecnologías.

“Invitamos al Sena a revisar las condiciones técnicas del proceso licitatorio y viabilizar el proceso de una manera más inclusiva, fomentando la libre competencia para que más empresas tengamos opciones de participar en este importante proyecto”, dijo Fernando Ayala Ferraro, director general de Indra en Colombia.

El director del Sena, Carlos Mario Estrada, en declaraciones a RCN Radio, defendió la transparencia del proceso y rechazó la idea de que estuviera direccionado a favorecer a la china Huawei.

“Hay firmas muy reconocidas en la licitación, no solo Huawei. Nosotros pedimos el acompañamiento de la Procuraduría y la Contraloría General para garantizar la transparencia”, dijo el funcionario.